Investigadores de la UGR desarrollan un método de diagnóstico para determinar la adicción a los juegos de azar

El engaño a la familia, la ocultación de la condición de jugador, la preocupación por el juego o la pérdida de relaciones personales, trabajo u oportunidades educativas o laborales son algunas de las señales inequívocas que alertan de un problema con el juego. Así, lo asegura el profesor de la Universidad de Granada, José María Salinas que ha desarrollado en colaboración con la Federación Andaluza de Jugadores Rehabilitados (FAJER) un método de diagnóstico para determinar la adicción a los juegos de azar.

Según el profesor del departamento de Psicología Social y Metodología de la Universidad de Granada, en la actualidad hay “más de más de medio millón de personas que son adictas al juego y que necesitan tratamiento para poder abandonar esta adicción que les fuerza de forma persistente y progresiva a jugar, hasta acabar en una dependencia emocional respecto del juego que afecta de forma negativa a su vida personal, familiar y profesional”. Una forma de solucionar este problema es “detectar a tiempo el problema” por eso es tan importante “el desarrollo de un buen método de diagnóstico”, asevera el profesor.

Diagnóstico de la adicción
El proyecto, que comenzó en 1999, ha consistido en la elaboración de un cuestionario, cuyas respuestas permite a los profesionales de este campo determinar la existencia de la dependencia en el paciente. Para elaborar correctamente las preguntas, el equipo de científicos se ha basado en los resultados de un estudio previo realizado en una muestra de 64 jugadores en proceso de rehabilitación comparando sus respuestas con las de una muestra de 140 sujetos de la población general.

Entre los síntomas que apuntaron el 80% de los entrevistados destacan el engaño a la familia y la ocultación de la condición de jugador como elementos claves de un problema de juego. La necesidad de recuperar el dinero después de haberlo perdido, los problemas familiares o la obsesión por seguir jugando son otras de las características que los afectados por un problema de juego patológico apuntan como señales de la enfermedad.

A partir de estos datos, desarrollaron las cincuenta preguntas del cuestionario de diagnóstico entre las que destacan ¿Los pensamientos sobre el juego no te dejan concentrarte en tu trabajo o en labores como la lectura o la resolución de cuestiones de la familia?; Cuando juegas, ¿te empeñas en seguir jugando hasta que ganas?; ¿Te has sentido alguna vez culpable por jugar o por lo que te ocurre cuando juegas?; ¿Juegas para olvidar o sobrellevar tu triste vida? o ¿Piensas que la única forma de resolver tu situación económica es tener un golpe de suerte en el juego?.

Evaluación en la red
El cuestionario, en el que se valora la dependencia a través de la siguiente puntuación: 0 Nunca, 1 A veces y 2 Muchas veces, cuenta con una edición digital reducida a la que pueden acceder y de la que se pueden beneficiar, previo permiso, a través de la dirección http://www.ugr.es/local/jsalinas todos los profesionales de la psicología para evaluar la adicción de sus pacientes.

Aunque este no es el único cuestionario que existe para determinar el problema de juego patológico, Salinas asegura que este aporta algo que los demás no tienen y es que este pretende probar que el juego intenso es una adicción con las mismas características que la adicción a las drogas, con la implicación del mismo sistema de recompensa que es el placer que el jugador experimenta al jugar y es el ansía de ese placer la que provoca la adicción al juego.

Precisamente, para demostrar que el juego patológico responde al mismo esquema de adicción que se produce con el consumo de sustancias como las drogas, el grupo de profesores del departamento de Psicología Social y Metodología de la Universidad de Granada ha puesto en marcha un estudio para evaluar las características de personalidad de los jugadores patológicos. Aunque los resultados de este estudio no estarán hasta finales de septiembre, los primeros datos analizados apuntan a que los jugadores patológicos no muestran más impulsividad que la población general sino que más bien su problema responde a situación de adicción comparable a la que se experimenta con otras drogas.

Referencia
Prof. José María Salinas
Dpto. Psicología Social y Metodología.
Tlfs. 958 24 62 76
Correo e. jsalinas@ugr.es


Researchers of the UGR develop a diagnostic method to determine gambling addiction

Family deception, hiding to be a gambler, gambling concern or the loss of personal relationships, work or education or labour opportunities are some of the unequivocal signs that alert to a gambling disorder. The professor of the University of Granada José María Salinas has developed in collaboration with the Federación Andaluza de Jugadores Rehabilitados (Andalusian Federation of Rehabilitated Gamblers) a diagnostic method to determine gambling addiction.

According to the professor of the department of Social Psychology and Methodology of the University of Granada, there are currently “more than half a million people addict to games of chance who need a treatment to give up this addiction that forces them to gamble in a persistent and progressive way, until they have end up with emotional dependence of gambling that affects in a negative way their personal, family and professional life”. A solution for this disorder is “to detect the disorder in time”, and therefore it is so important “the development of a good diagnostic method”, the professor says.

Addiction diagnosis
The project, which started in 1999, intends to carry out a questionnaire, whose answers allow professionals to determine the existence of dependence in the patient. In order to prepare questions properly, the team of scientists has based on the results of a previous study carried out on a sample of 64 gamblers in rehabilitation process comparing their answers with a sample of 140 individuals of the general population.

Among the symptoms pointed out by 80% of those surveyed, the main ones are family deception and the hiding of their gambler condition as key elements of a gambling disorder. The need of recovering their money after having lost it, family problems or the obsession for going on gambling are other of the features that those affected by a pathological gambling disorder point out as signs of the disease.

From these data, they developed the fifty questions of the diagnostic questionnaire, such as Do thoughts about gambling not allow you to concentrate on your work or tasks like reading or solving family?; when you are gambling, are you set on going on gambling until you win?; Have you ever felt guilty for gambling or for what happens to you when you are gambling?; do you gamble to forget or to endure your sad life? or do you think that the only way to solve your economic situation is having a stroke of luck in game?.

Assessment in the net
The questionnaire assesses dependence according to the following scoring: 0 Never, 1 Sometimes and 2 Very often, and has a reduced digital edition all the psychology professionals can access and benefit, after asking for permission, in the web address http://www.ugr.es/local/jsalinas to assess their patients´ addiction.

Although it is not the only questionnaire available to determine the pathological gambling disorder, Salinas says that it brings something the others can not bring as intense gambling is an addiction with the characteristics of drug addiction, with the la implication of the same recompense system of the pleasure a gambler experiences while gambling and is the yearning for that pleasure which provokes gambling addiction.

Precisely, the group of professors of the department of Social Psychology and Methodology of the University of Granada has set in motion a study to assess the features of the personality of pathological gamblers in order to prove that pathological gambling responds to the same addiction outline that the consumption of substances such as drugs. Although the results of this study will not be available until the end of September, the first data analysed point out that pathological gamblers do not show more impulsiveness than the general population but that their disorder is a consequence of an addiction situation comparable to that experienced with drugs.


Reference
Prof. José María Salinas
Dpt. Social Psychology and Methodology.
Tlfs. 958 24 62 76
E-mail. jsalinas@ugr.es


Sonidos y letras de color

REPORTAJE
Sonidos y letras de color

• Una de cada 20.000 personas tienen sinestesia, mezcla de sentidos por la que se ven sonidos o se huele al tocar
• La causa es el exceso de conexiones entre neuronas

David Cámara, la semana pasada en Madrid. Foto: DAVID CASTRO

LUIS MARCHAL
MADRID

David Cámara preguntó ¿de qué color es tu a? a su entonces novia, hace tres años. Estaban frente a la tele, veían un reportaje del programa Redes sobre la sinestesia. Tenía 24 años y se daba cuenta de que era sinestésico.
A los niños se les enseña a diferenciar los cinco sentidos: el tacto, la vista, el oído, el gusto y el olfato. Cuando se mezclan varios aparece el fenómeno denominado sinestesia. Esta facultad consiste en experimentar sensaciones de una modalidad sensorial (como la auditiva) a partir de estímulos de otra modalidad distinta (como la visual), según el departamento de Psicología Experimental de la Universidad de Granada, el único especializado en este tema en España.

Tipos de sinestesia
El investigador Sean Day ha encontrado que la modalidad de sinestesia más común es cuando las palabras, las letras y los números son percibidos de un color particular. Alicia Calleja, investigadora de la Universidad de Granada, lo denomina audición coloreada y color-grafema. Es lo que le ocurre a David, que ve la palabra Barcelona gris oscuro casi negro, mientras que Tarragona la percibe de color rojo. Con el sonido de la palabra le da forma a las letras y las colorea, de modo automático e involuntario. Esto no le afecta para diferenciar el color real del inducido por la sinestesia. Otras personas que tengan la misma capacidad no tienen por qué verlas igual.
Que un sonido provoque una experiencia visual, que se distingan sabores al tocar objetos y que el dolor, según la intensidad, se perciba de distintos colores son otros casos. Simon Baron Cohen, psicólogo de la Universidad de Cambridge, ha encontrado que una de cada 20.000 personas es sinestésica. Por el momento, hay información sobre 100 casos en España, 20 viven en Catalunya.
Muchos de los sinestésicos no saben que lo son. Les parece una capacidad normal. David, cuando lo descubrió, pensaba que le pasaba a todo el mundo. Es más, los científicos sostienen que todos nacemos sinestésicos, con un exceso de conexiones entre neuronas, y, al crecer, cada área cerebral se especializa y dejamos de serlo.
Se supone que les inunda un sentimiento de tristeza. Sobre todo cuando perciben una incongruencia: palabra de un color pero escrita en otro. Me repele ver en una agenda que el lunes no es blanco. Si lo veo en mi color me agrada, comenta David. Asegura que no es una persona que tienda a la melancolía: soy como todo el mundo. La sinestesia también va unida a un alto nivel intelectual y especial capacidad artística, literaria y musical. Como ejemplo, Vladimir Nabokov y Stevie Wonder. David matiza: No me veo tonto, tampoco más inteligente que los demás. Calleja afirma que estas apreciaciones están basadas en observaciones aisladas.
Hay diferentes teorías sobre si es hereditario o no. El que se dé un caso en la familia facilita que haya más posibilidad de ser sinestésico. Además, se da más en mujeres que en hombres (seis mujeres por cada hombre). Cuando me enteré que era sinestésico llamé a mi familia. No le pasa a ninguno, ni a mi madre, dice David.

Descargar


Cuestionario rápido

CUESTIONARIO RAPIDO

22/08/2005

El Grupo de Investigación de Neurociencia Cognitiva de la Universidad de Granada envía las pruebas a todo aquel que lo desee. Un cuestionario con 42 preguntas y una paleta de colores, con códigos para la evaluación de la sinestesia grafema-color, es el primer contacto con los únicos expertos en España.

El sinestésico que lo rellena contesta de qué color ve cada número y letra. Acto seguido, grupos de palabras como días de la semana, los meses, estados de ánimo, animales… También desarrolla cómo le afecta y afectó en su vida y su familia. Incluso, si se ha dado golpes en la cabeza.

Descargar


El relieve de Andalucía

20/8/2005

El relieve de Andalucía
Un libro publicado por la UGR ayuda a desvelar la singularidad de la orografía y el paisaje de Andalucía.

El volumen, obra del profesor de Análisis Geográfico Regional de la Universidad de Granada, Francisco Rodríguez Martínez, pretende contribuir a un mayor conocimiento del relieve de la comunidad autónoma.

Valor del relieve andaluz
El concepto de paisaje, la montaña como hecho geográfico, las posibilidades de desarrollo, el valor del paisaje, el turismo frente al desarrollo sostenible, la protección ambiental o los parques naturales son, entre otros aspectos, objetos de atención de este libro publicado por la Editorial Universidad de Granada.

Las montañas españolas, como la mayoría de las montañas, y en especial las mediterráneas, no pueden concebirse al margen de una acción humana permanente desde la Antigüedad. Con este precepto, el profesor de Análisis Geográfico Regional de la Universidad de Granada, Francisco Rodríguez Martínez, inicia su argumentación sobre la explotación continua de los diversos potenciales de uso existentes en nuestras montañas, objeto de un poblamiento milenario.

El libro
En su libro ´Montañas y paisajes del sur de España´, que acaba de publicar la Universidad de Granada, el profesor Rodríguez trata, entre otros asuntos, del concepto de paisaje, de la montaña como hecho geográfico, de las posibilidades de desarrollo, del valor del paisaje, del turismo frente al desarrollo sostenible, de la protección ambiental y de los parques naturales, entre otros asuntos necesarios para comprender el hecho del paisaje en estas tierras.

Después de Suiza, España es el país europeo más montañoso. ´Este tópico -afirma el profesor Rodríguez Martínez- necesita ser explicado mínimamente para determinar su valor real, tanto en términos cuantitativos como cualitativos.

Valorar la montaña sólo por la altitud no permite calibrar toda la relevancia del hecho montano, auténtico espacio tridimensional. Sin embargo, en un análisis general, servirse de esta variable es el único modelo asequible de establecer algunos hechos básicos imprescindibles. Por ejemplo, empezar a vislumbrar el potencial de integración vertical de los sistemas de explotación tradicionales y la disponibilidad de algunos recursos´.

Señala en este sentido el profesor Rodríguez la particularidad de las montañas andaluzas, con un cierto número de factores favorables a la ocupación humana, ´sin que ello quiera decir que carezcan de los inconvenientes y limitaciones propios de toda montaña, y de algunos específicos´.

Las montañas andaluzas
La situación de las montañas andaluzas es, sin duda, uno de los factores favorables. En una latitud casi subtropical y en las inmediaciones de una masa de agua muy templada, de donde se derivan unas condiciones térmicas que permiten entre otras cosas un desarrollo altitudinal específico de la vegetación y de los cultivos. Otro factor favorable es, igualmente, el hecho de que estas montañas sean ´verdaderos islotes pluviométricos, que concentran la humedad y la redistribuyen a su entorno más o menos inmediato, actuando como reservorios superficiales y subterráneos.´

El libro del profesor Rodríguez Martínez recorre la montaña y el paisaje andaluz entre los márgenes de las ciencias sociales y la naturaleza, con la pretensión, según palabras del propio autor del volumen, de ´contribuir a un mayor conocimiento de Andalucía y, sobre todo, de sus montañas y paisajes, tan singulares y significativos que se han hecho históricamente acreedores de los elogios de viajeros, naturistas y científicos´.

Descargar


La UGR edita en español el tomo III de “Sueño en el pabellón rojo”, la novela más carismática de la literatura china

Las memorias de una roca sirven de pretexto mitológico para la trama de “Sueño en el pabellón rojo”, la novela escrita en 1791 por Cao Xueqin y Gao E. Cao, de la que la Universidad de Granada acaba de publicar el tercer y último tomo, traducido por Zhao Zhenjiang, en una edición revisada por Alicia Relinque Eleta y José Antonio García Sánchez.

Más de 2.500 páginas ocupan, en total, estos tres tomos con que se completa la obra, cuya primera parte editó la UGR en el año 1988. La novela, considerada como una de las grandes obras maestras de la literatura china, es una tragedia que se ha convertido en una obra vital para el estudio de la literatura china del siglo XVIII. La valentía con que se afronta el relato, su maestría descriptiva de los ambientes y personajes, de la época, de las atmósferas, constituye un paradigma del alma y la estética literaria orientales.

En cuanto a los autores, si bien el especialista y profesor Xia He asegura que el único autor es el escritor Cao Xueqin, otros estudiosos afirman que Cao Xueqin escribió los 80 primeros capítulos, y los 40 restantes se deben a la pluma de Gao E. Cao.

Uno de los autores de ‘Sueño en el Pabellón Rojo’, Cao Xueqin, era descendiente de una gran familia feudal que vivió en la época de la Dinastía Qing, que gobernó China desde el siglo XVII hasta el XX.

Cao Xueqin da fe, en esta novela paradigmática, de su talento narrativo, pues en su relato, en el que participan un sinfín de géneros literarios, desde la poesía hasta las cartas, pasando por la crónica y la tragedia, traza un panorama de la sociedad feudal, cuya clase gobernante agoniza asfixiada por su moral decadente, que impone graves restricciones a la vida.

En la novela, de más de 400 personajes, se descubre todo el entramado social y político de la época, así como las intrigas, traiciones, deslealtades y sueños que conforman una de las obras más complejas de la literatura china de todos los tiempos. Pero, además, “Sueño en el Pabellón Rojo” es la crónica de una época, en la que se refleja la cultura, los usos, las costumbres, la moda en el vestir, la cultura del té, juegos de palabras.

Cao Xueqin perteneció a una familia feudal. Una tía suya fue la concubina del Emperador Kangxi. Y, durante el dominio del Emperador Yong Zheng, hijo de Kang Xi, a causa por la concusión y corrupción que había cometido su abuelo, la casa de Cao fue allanada y sus bienes fueron confiscados. El autor vivió a salto de mata en Beijing, la capital imperial de la Dinastía Qing

Referencia:
Profesora Alicia Relinque Eleta, departamento de Lingüística General y Teoría de la Literatura. Universidad de Granada.
Tlfs.: 958 243591 y 958 24 6372.
Correo e.: relinque@ugr.es


Un libro publicado por la UGR ayuda a desvelar la singularidad de la orografía y el paisaje de Andalucía

Las montañas españolas, como la mayoría de las montañas, y en especial las mediterráneas, no pueden concebirse al margen de una acción humana permanente desde la Antigüedad. Con este precepto, el profesor de Análisis Geográfico Regional de la Universidad de Granada, Francisco Rodríguez Martínez, inicia su argumentación sobre la explotación continua de los diversos potenciales de uso existentes en nuestras montañas, objeto de un poblamiento milenario.

En su libro “Montañas y paisajes del sur de España”, que acaba de publicar la Universidad de Granada, el profesor Rodríguez trata, entre otros asuntos, del concepto de paisaje, de la montaña como hecho geográfico, de las posibilidades de desarrollo, del valor del paisaje, del turismo frente al desarrollo sostenible, de la protección ambiental y de los parques naturales, entre otros asuntos necesarios para comprender el hecho del paisaje en estas tierras.

Después de Suiza, España es el país europeo más montañoso. “Este tópico, -afirma el profesor Rodríguez Martínez,- necesita ser explicado mínimamente para determinar su valor real, tanto en términos cuantitativos como cualitativos. Valorar la montaña sólo por la altitud no permite calibrar toda la relevancia del hecho montano, auténtico espacio tridimensional. Sin embargo, en un análisis general, servirse de esta variable es el único modelo asequible de establecer algunos hechos básicos imprescindibles. Por ejemplo, empezar a vislumbrar el potencial de integración vertical de los sistemas de explotación tradicionales y la disponibilidad de algunos recursos”.

Señala en este sentido el profesor Rodríguez la particularidad de las montañas andaluzas, con un cierto número de factores favorables a la ocupación humana, “sin que ello quiera decir que carezcan de los inconvenientes y limitaciones propios de toda montaña, y de algunos específicos”.

La situación de las montañas andaluzas es, sin duda, uno de los factores favorables. En una latitud casi subtropical y en las inmediaciones de una masa de agua muy templada, de donde se derivan unas condiciones térmicas que permiten entre otras cosas un desarrollo altitudinal específico de la vegetación y de los cultivos. Otro factor favorable es, igualmente, el hecho de que estas montañas sean “verdaderos islotes pluviométricos, que concentran la humedad y la redistribuyen a su entorno más o menos inmediato, actuando como reservorios superficiales y subterráneos.”

El libro del profesor Rodríguez Martínez recorre la montaña y el paisaje andaluz entre los márgenes de las ciencias sociales y la naturaleza, con la pretensión, según palabras del propio autor del volumen, de “contribuir a un mayor conocimiento de Andalucía y, sobre todo, de sus montañas y paisajes, tan singulares y significativos que se han hecho históricamente acreedores de los elogios de viajeros, naturistas y científicos”.

Referencia
Prof. Francisco Rodríguez Martínez
Departamento de Análisis Geográfico Regional y Geografía Física
Tel. 958 244 176 / 958 243 643.
Correo e. fcorodri@.ugr.es


A book published by the UGR reveals the singularity of the Andalusian orography and landscape

The Spanish mountains, like most mountains, and especially the Mediterranean ones, can not be conceived regardless of a permanent human action since antiquity. With this precept, the professor of Regional Geographical Analysis of the University of Granada, Francisco Rodríguez Martínez, starts his argumentation about the continuous exploitation of the different use potentials existing in our mountains, object of millenary repopulation.

In his book “Mountains and landscape of the south of Spain”, which has just been published by the University of Granada, professor Rodríguez deals, among other aspects, with the concept of landscape, the mountain as a geographical fact, the possibilities of development, the value of landscape, tourism against sustainable development, environmental protection and natural reserves, among other necessary matters to understand the fact of landscape in this land.

After Switzerland, Spain is the most mountainous European country. “This topic, -professor Rodríguez Martínez says- has to be minimally explained to determine its real value, both in quantitative and qualitative terms. Valuating the mountain just for its height does not permit to gauge all the relevance of the mountainous fact, a true three-dimensional space. However, in a general analysis, using this variable is the only attainable model to establish some essential basic facts. For example, to start to glimpse the vertical integration potential of the traditional exploitation systems and the availability of some resources”.

In this sense, professor Rodríguez points out the particularity of the Andalusian mountains, with a certain number of favourable factors for human occupation, “although it does not mean that they lack the inconveniences and limitations typical of every mountain, besides some specific ones”.

The situation of the Andalusian mountains is, without doubt, a favourable factor. They are located in an almost subtropical latitude and in the vicinities of a warm mass of water, with heat conditions that allow a specific altitudinal development of vegetation and crops. Another favourable factor is that these mountains are “true rainfall islands, which concentrate the humidity and redistribute it its immediate environment, acting as superficial and subterraneous reserves.”

The book of professor Rodríguez Martínez covers the Andalusian mountains and landscape between the margins of the social sciences and nature, with the aim, according to the author of the volume, of “contributing to a better knowledge of Andalusia and, especially, of its mountains and landscape, so singular and significant that they have deserved the praise of travellers, naturists and scientists throughout history”.


Reference
Prof Francisco Rodríguez Martínez
Department of Regional Geographical Analysis
Tel. 958 244 176 / 958 243 643.
E-mail. fcorodri@.ugr.es


Un libro publicado por la UGR ayuda a desvelar la singularidad de la orografía y el paisaje de Andalucía

Las montañas españolas, como la mayoría de las montañas, y en especial las mediterráneas, no pueden concebirse al margen de una acción humana permanente desde la Antigüedad. Con este precepto, el profesor de Análisis Geográfico Regional de la Universidad de Granada, Francisco Rodríguez Martínez, inicia su argumentación sobre la explotación continua de los diversos potenciales de uso existentes en nuestras montañas, objeto de un poblamiento milenario.

En su libro “Montañas y paisajes del sur de España”, que acaba de publicar la Universidad de Granada, el profesor Rodríguez trata, entre otros asuntos, del concepto de paisaje, de la montaña como hecho geográfico, de las posibilidades de desarrollo, del valor del paisaje, del turismo frente al desarrollo sostenible, de la protección ambiental y de los parques naturales, entre otros asuntos necesarios para comprender el hecho del paisaje en estas tierras.

Después de Suiza, España es el país europeo más montañoso. “Este tópico, -afirma el profesor Rodríguez Martínez,- necesita ser explicado mínimamente para determinar su valor real, tanto en términos cuantitativos como cualitativos. Valorar la montaña sólo por la altitud no permite calibrar toda la relevancia del hecho montano, auténtico espacio tridimensional. Sin embargo, en un análisis general, servirse de esta variable es el único modelo asequible de establecer algunos hechos básicos imprescindibles. Por ejemplo, empezar a vislumbrar el potencial de integración vertical de los sistemas de explotación tradicionales y la disponibilidad de algunos recursos”.

Señala en este sentido el profesor Rodríguez la particularidad de las montañas andaluzas, con un cierto número de factores favorables a la ocupación humana, “sin que ello quiera decir que carezcan de los inconvenientes y limitaciones propios de toda montaña, y de algunos específicos”.

La situación de las montañas andaluzas es, sin duda, uno de los factores favorables. En una latitud casi subtropical y en las inmediaciones de una masa de agua muy templada, de donde se derivan unas condiciones térmicas que permiten entre otras cosas un desarrollo altitudinal específico de la vegetación y de los cultivos. Otro factor favorable es, igualmente, el hecho de que estas montañas sean “verdaderos islotes pluviométricos, que concentran la humedad y la redistribuyen a su entorno más o menos inmediato, actuando como reservorios superficiales y subterráneos.”

El libro del profesor Rodríguez Martínez recorre la montaña y el paisaje andaluz entre los márgenes de las ciencias sociales y la naturaleza, con la pretensión, según palabras del propio autor del volumen, de “contribuir a un mayor conocimiento de Andalucía y, sobre todo, de sus montañas y paisajes, tan singulares y significativos que se han hecho históricamente acreedores de los elogios de viajeros, naturistas y científicos”.

Referencia
Prof. Francisco Rodríguez Martínez
Departamento de Análisis Geográfico Regional y Geografía Física
Tel. 958 244 176 / 958 243 643.
Correo e. fcorodri@.ugr.es


La exposición a plaguicidas puede aumentar el riesgo de padecer cáncer

IVIR
La exposición a plaguicidas puede aumentar el riesgo de padecer cáncer
EFE/GRANADA

ImprimirEnviar
Los trabajadores de invernaderos que soportan la sobreexposición a plaguicidas tienen riesgo de padecer durante su vida enfermedades degenerativas como el cáncer y neurotoxicidad, según la tesis desarrollada por la profesora de Toxicología de la Universidad de Granada Olga López.

En el estudio, realizado a través de las muestras de 135 trabajadores de invernadero, López destacó que la interacción de estos productos químicos con distintas dianas celulares y moleculares pueden producir este tipo de patologías.

Según la investigadora, como consecuencia de la exposición a los plaguicidas se puede producir un aumento en los radicales libres, moléculas producidas como consecuencia del oxígeno que respiramos y responsables de diversas patologías degenerativas. Para evitar la aparición de estas enfermedades en estos trabajadores, la profesora subrayó que se deben adoptar las medidas de seguridad y protección adecuadas durante el trabajo.
Descargar


Expertos de la UGR advierten de que la exposición a plaguicidas incrementa el riesgo de padecer enfermedades degenerativas

Los trabajadores de invernaderos que soportan la sobreexposición a plaguicidas tienen riesgo de padecer enfermedades degenerativas en el futuro, según una tesis desarrollada por la profesora de la UGR, Olga López. En el estudio, se recuerda que la interacción de estos productos químicos con distintas dianas celulares y moleculares “puede producir cáncer, neurotoxicidad, alteraciones de la reproducción y el desarrollo, alteraciones inmunológicas o síndrome de sensibilidad a sustancias químicas, algunas de ellas como consecuencia de un aumento de los radicales libres (moléculas producidas como consecuencia del oxígeno que respiramos y responsables de diversas patologías degenerativas)”.

Para llevar a cabo esta investigación, la profesora de la Universidad de Granada ha contado con la colaboración de los médicos de Atención Primaria de Carchuna y del personal sanitario de la Delegación Provincial de Salud de Almería, que han explorado a 135 trabajadores de invernadero procedentes del litoral granadino y del poniente almeriense. La toma de muestras se ejecutó en los dos momentos más importantes del ciclo de fumigación anual: uno de mínima exposición y otro de máxima exposición.

Incremento del estrés oxidativo
Entre las dianas celulares que interaccionan con los plaguicidas, López Guarnido destaca las colinesterasas y, entre ellas, por un lado la colinesterasa neuronal, que es responsable del mecanismo tóxico y por otro, las colinesterasas eritrocitaria y plasmática, que actúan a modo de protección. Según la investigadora granadina, como consecuencia de la exposición a los plaguicidas se puede producir un aumento de los radicales libres y por tanto, el incremento del estrés oxidativo y de la posibilidad de contraer en el futuro enfermedades degenerativas.

Aunque el estrés oxidativo se puede producir por muchas otras causas, la investigadora asegura que, en este caso, “puede afirmarse que se produce por la exposición crónica a plaguicidas” porque han utilizado un indicador indirecto de exposición, que es el descenso de la colinesterasa eritrocitaria, marcador clásico de exposición a dichos compuestos y añade que “gracias al descenso de esa enzima, podemos confirmar que en el grupo de trabajadores de invernadero analizado, el estrés oxidativo se debe exclusivamente a la exposición crónica a plaguicidas.

Lo más importante de los resultados obtenidos en el estudio es, según su autora, que si son capaces de detectar estas alteraciones que ocurren en los primeros estadios del proceso patológico, se podrían aplicar medidas preventivas para evitar la aparición de manifestaciones clínicas irreversibles.

Formación y tratamientos
Pero la detección precoz del daño no es la única solución para evitar la aparición de enfermedades degenerativas en trabajadores de invernaderos. La formación y la educación de los usuarios de estas sustancias son determinantes para que adopten las medidas de seguridad y protección adecuadas durante el trabajo. Asimismo, la puesta en marcha de tratamientos eficaces para las implicaciones que la manipulación y la exposición de dichas sustancias suponen para la salud, también son muy importantes.

En cuanto al seguimiento y análisis en los centros de salud de las personas expuestas a plaguicidas, la autora de la tesis “Influencia de la exposición crónica a plaguicidas sobre diversos marcadores bioquímicos (esterasas y enzimas antioxidantes) en trabajadores de invernaderos de la costa oriental de Andalucía” considera que todavía se tienen que desarrollar muchas más investigaciones que faciliten los procesos de análisis para que este tipo de pruebas se implanten en las instituciones sanitarias.

Referencia
Profesora Olga López Guarnido
Dpto. Medicina Legal, Toxicología y Psiquiatría
Tel. 958 243 546 / 958 243 491.
Correo e. olga@ugr.es


UGR experts warn that insecticide exposure increases the risk of suffering from degenerative disease

Greenhouse workers subjected to insecticide overexposure bear the risk of suffering from degenerative disease in the future, according to a thesis developed by the professor of the UGR Olga López. In the study, she remembers that the interaction of these chemical products with different cellular and molecular goals “can produce cancer, neurotoxicity, reproduction and development alterations, immunological alterations or sensitivity syndrome to chemical substances, some of them as a consequence of an increase of free radicals (molecules produced as a consequence of the oxygen we breath and responsible for different degenerative pathologies)”.

To carry out this research work the professor of the University de Granada has had the collaboration of the doctors of the Primary Health Care of Carchuna and the sanitary staff of the Health Provincial Delegation of Almeria, who have explored 135 greenhouse workers from the coast of Granada and the West of Almeria. Sample taking was executed in two of the most important moments of the annual crop-dusting cycle: one of minimum exposure and another one of maximum exposure.

Increase of oxidative stress
Among the cellular areas interacting with insecticides, López Guarnido emphasizes cholinesterase and, among them, on the one hand, neuronal cholinesterase, responsible for the toxic mechanism and, on the other hand, erythrocyte and plasmatic cholinesterase, which act as a protection. According to the researcher from Granada, as a consequence of insecticide exposure there can be an increase of free radicals and, therefore, the increase of oxidative stress and the possibility of contracting degenerative diseases in future.

Although oxidative stress can be produced by many other causes, the researcher states that, in this case, “we can affirm that it has been produced by the chronic exposure to insecticides” as they have used an indirect exposure indicator, the reduction of erythrocyte cholinesterase, a classic exposure marker to such compounds, and he adds that “thanks to the decrease of such enzyme, we can confirm that in the group of greenhouse workers analysed, oxidative stress is exclusively due to the chronic exposure la to insecticides.

The most important result obtained in the study is, according to the author, that if they can detect these alterations in the first stages of the pathological process, they could apply preventive measures to avoid the apparition of irreversible clinical signs.

Education and treatments
The early detection of the damage is not the only solution to avoid the apparition of degenerative disease in greenhouse workers. Users´ education and training are determinant for them to adopt the appropriate safety and protection measures when working. The set in motion of effective treatments for the implications that the manipulation and exposure of such substances involve for health, are very important too.

As for the monitoring and analysis in health centres of the personas exposed to insecticides, the author of the thesis “Influence of chronic exposure to insecticides on different biochemical markers (esterase and antioxidant enzymes) on greenhouse workers of the Andalusian East Coast” considers that much more research works still have to be developed to make easier the analysis processes to implement this kind of tests in sanitary institutions.


Reference
Professor Olga López Guarnido
Dpt. Legal Medicine, Toxicology and Psychiatry
Tel. 958 243 546 / 958 243 491.
E-mail. olga@ugr.es