La UGR retransmite en directo los amores buffos de Adina y Nemorino, protagonistas de la ópera L’elisir de amore

El Secretariado de Artes Visuales, Escénicas y Música ofrece la retransmisión en directo desde el LICEU de Barcelona de L’elisir d’amore, ópera del compositor Gaetano Donizetti. El acto tendrá lugar el jueves 31 de marzo en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias a las 20 h. L’elisir de amore (1832) se basa en el motivo tradicional de la pócima mágica que causa enamoramiento, que en esta ópera se convierte en anécdota cómica al hacerlo objeto de la estafa de un charlatán de feria. La diferencia de este Elisir es que lo que cambia los sentimientos de las personas no es la pócima, sino el amor que enternece a quien lo reconoce. Esta obra de Donizetti presenta un toque de romanticismo significa la evolución de la opera buffa al conseguir que los personajes cómicos sean capaces de mostrar sus emociones y que el argumento se centre en la fuerza transformadora del amor.

Amores grotescos
La obra explica las desventuras amorosas de Nemorino, un campesino pobre y tímido enamorado de Adina, propietaria rica y caprichosa, que inicia la acción leyendo en tono burlón la historia del filtro con que Tristán consiguió el amor de Isolda. La llegada de un regimiento de soldados en misión de reclutamiento militar presidido por el fanfarrón sargento Belcore y la de Dulcamara, charlatán embaucador que se presenta como un sabio doctor que cura todos los males, desencadena la trama.

Belcore intenta, desde el primer momento, seducir a la rica heredera y le propone matrimonio, cosa que aparentemente consigue gracias a la coquetería de la muchacha, que quiere poner celoso a Nemorino. Este, a su vez, pide a Dulcamara que le venda el elixir de amor que venció a Isolda, cosa que no supone problema para el charlatán, que le vende una botella de vino como si fuera el brebaje mágico. El enredo está servido. Nemorino, medio bebido, se desespera y acaba en el ejército para comprar más elixir, pero la muerte providencial de un tío rico de Nemorino y el enternecimiento de Adina ante la bondad del pueblerino —que canta la famosísima aria Una furtiva lacrima, llena de melancolía— facilitan la reconciliación entre los jóvenes enamorados y una explosión de alegría final con la participación de todo el pueblo.

Imagen_de-la_representación

Referencia
Prof. Javier Lara Lara. Director Cátedra Manuel de Falla
Tlfs. 958 243 484 / 958 246384 / 958-155 157. Correo e. fjlara@ugr.es.


La UGR defiende un modelo de consumo solidario y sin consecuencias irreversibles para el planeta azul

El Seminario de Medio Ambiente y Calidad de Vida organiza las IX Jornadas Ambientales de Santa Fe Consumo y Medio Ambiente, en colaboración con el Ayuntamiento de Santa Fe y la Junta de Andalucía. Los actos tendrán lugar los días 30 y 31 de marzo y 1 de abril en el Instituto de América de Santa Fe. Este foro ambiental se diseña con total libertad tanto en lo referente a su estructura como con respecto a las opiniones vertidas por los asistentes, lo que ha contribuido a que se sitúe como referente en política ambiental tanto en Granada como en el resto de Andalucía. Este año abordará la cuestión del consumo y sus implicaciones en el entorno de la mano de grandes conocedores de la materia.

Referencia
Prof. Rafael Hernández de Águila. Seminario de Medio Ambiente y Calidad de Vida.
Tlfs. 958 243 640 / 243 484. Correo e. hdaguila@ugr.es.

Convocatoria
Fecha: 30 y 31 de marzo y 1 de abril de 2005
Lugar: Instituto de América de Santa Fe


La Policía ha peinado la Universidad de Granada en busca de células yihadistas

Mustafá Setmarian es seguramente el supuesto dirigente de Al Qaeda con más galones que ha estado en Granada, pero no el único. Varios presuntos integrantes de la cúpula europea y española de la multinacional del terror han dormido a la sombra de la Alhambra. Esa relación ha hecho que las Fuerzas de Seguridad del Estado hayan dedicado importantes esfuerzos a vigilar la erupción de grupos radicales. La lupa se ha detenido con especial intensidad en la Universidad de Granada -donde estudian cerca de dos mil jóvenes musulmanes-, según han confirmado fuentes oficiales. La Policía ha peinado la institución académica en busca de células yihadistas.
ESPAÑA
ESPAÑA
La Policía ha peinado la Universidad de Granada en busca de células yihadistas
C. MORÁN/A. BAO/GRANADA

ImprimirEnviar
Mustafá Setmarian es seguramente el supuesto dirigente de Al Qaeda con más galones que ha estado en Granada, pero no el único. Varios presuntos integrantes de la cúpula europea y española de la multinacional del terror han dormido a la sombra de la Alhambra. Esa relación ha hecho que las Fuerzas de Seguridad del Estado hayan dedicado importantes esfuerzos a vigilar la erupción de grupos radicales. La lupa se ha detenido con especial intensidad en la Universidad de Granada -donde estudian cerca de dos mil jóvenes musulmanes-, según han confirmado fuentes oficiales. La Policía ha peinado la institución académica en busca de células yihadistas.

La fijación policial con Granada no es de ahora mismo. Los agentes de información tienen perfectamente documentada la presencia en la capital, desde finales de los años 80, de destacados radicales islamistas, caso del citado Mustafá Setmarian, un ciudadano sirio nacionalizado español cuya carrera en Al Qaeda ha sido meteórica.

A principios de la década de los 90, Setmarian vendía ropa usada en una modesta tiendecita de la calle Elvira, en el corazón musulmán de Granada. Hoy ocuparía un lugar muy destacado en el estado mayor de la organización terrorista creada por Bin Laden. Los servicios secretos de todo el planeta están convencidos de que Setmarian, un hombre de cabello pelirrojo que está casado con una española, ha colaborado en la organización de los atentados contra las Torres Gemelas de Nueva York, Casablanca y el 11 de Marzo. El gobierno de Estados Unidos ofrece casi cuatro millones de euros por su cabeza. Y el juez Juan del Olmo que dirige la investigación sobre la masacre de los trenes en Madrid, ha pedido a la Policía que le informe de todo lo que tiene sobre Setmarian. No en vano, las Fuerzas de Seguridad piensan que Setmarian fue el fundador de la célula de Al Qaeda en España. Amigo íntimo del Mulá Omar, hay quien cree que Setmarian comparte escondite con Bin Laden en algún lugar entre Afganistán y Pakistán.

Descargar


Unos 70 discapacitados se beneficiarán del nuevo plan de reinserción laboral

MELILLA
Melilla
Unos 70 discapacitados se beneficiarán del nuevo plan de reinserción laboral
La Ciudad invertirá 267.737 euros en este plan que gestiona la Fundación Empresa Universidad de Granada
BLANCA SANTOS/MELILLA

CONVENIO. Juan José Imbroda y José Manuel Aguayo. / L. S.

ImprimirEnviar
La Ciudad Autónoma, a través de su Viceconsejería de Empleo, firmó ayer un convenio de colaboración con la Fundación Empresa Universidad de Granada para la puesta en marcha del Plan de Acción para la inclusión social de discapacitados en materia de empleo del que se beneficiarán unas 70 personas, según aseguró ayer el director gerente de la Fundación, José Manuel Aguayo.

Fases

El plan, que supondrá una inversión total de 267.737 euros, consta de tres fases: una primera, meramente orientativa, que comenzará el próximo 1 de abril y está encaminada a «realizar itinerarios integrados de inserción personalizados a las necesidades de los demandantes».

La segunda fase constará de acciones formativas que incluye cuatro cursos diferentes. El Plan de Acción se complementará con un Plan de Empleo de seis meses de duración en el que tomarán parte aquellos discapacitados que superen la selección que efectuará el Departamento de Orientación de la Fundación.

El Plan tendrá una duración de 14 meses, según aseguró la viceconsejera de Empleo, Inés Urdiales, y contará con la colaboración del Comité de Entidades de Representantes de Minusválidos (Cermi), que orientarán a la Fundación sobre las personas más aptas para reinsertarse laboralmente.

Descargar


El poeta Antonio Carvajal, hoy en la Universidad de Jaén

VIVIR
VIVIR
El poeta Antonio Carvajal, hoy en la Universidad de Jaén
J. M./JAÉN

ImprimirEnviar

El poeta granadino Antonio Carvajal ofrecerá hoy martes una conferencia en la Universidad de Jaén (UJA) en la que hablará sobre Retórica y poesía.

Antonio Carvajal Milena (Albolote, Granada, 1943) es doctor en Filología Románica por la Universidad de Granada y profesor titular de la misma. Está considerado como uno de los mejores poetas de la actual poesía española y excelente representante de la Generación del 70.

Maestría

Cultiva con maestría las formas métricas clásicas y abarca desde las estructuras cultas a las formas de la poesía popular. Su obra ha sido traducida tanto al italiano como al inglés.

La conferencia que ofrecerá mañana ha sido organizado por el Área de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada en colaboración con el Vicerrectorado de Extensión Universitaria de la UJA. La ponencia se celebrará a partir de las 19 horas en el Salón de Grados del edificio Zabaleta

Descargar


«Los árabes carecían de especialistas»

VIVIR
VIVIR
«Los árabes carecían de especialistas»
F. V./GRANADA

ImprimirEnviar

La colocación de la marca estaba relacionada con el trabajo a destajo.

Las marcas se colocaban tras finalizar el tallado del sillar.

Las marcas no siempre respondían a algo concreto.

Los signos eran variados y respondían a muchos significados.
Uno de los símbolos o marca del cantero encontrado en la bóveda del patio circular del Palacio de Carlos V, en la Alhambra. Los signos religiosos cristianos están representados por un variadísimo número de cruces, como ésta de la bóveda del Palacio de Carlos V. Este símbolo en una de las piedras de la terraza de la Capilla Real no tiene por qué responder a un significado concreto. Este símbolo pudiera representar sólo la marca determinada de la familia de canteros que trabajó y colocó la piedra.

La construcción en piedra comienza en Roma, donde había un cuerpo especializado de ingenieros militares, y sigue después durante el Renacimiento. En el mundo medieval cristiano se empieza a construir en piedra a partir del siglo XI, ya que antes se hacía en tapiado o con cabañas de madera.

«En Granada, este tipo de construcción comienza tras la conquista, ya que los árabes apenas utilizaron esta técnica por ser una construcción más difícil y, aún más, sobre sillares, que llevan la marca de la cantería, lo que requiere toda una especialización de la que carecían los árabes, sin grandes especialistas en construir con piedras», señala Antonio Malpica Cuello, profesor de Historia Medieval en la Universidad de Granada.

«En una primera fase -añade Malpica-, edifican sobre sillares romanos reaprovechados, pero sus grandes obras se construyen en tapial y con cal, pese a que dan un aspecto más modesto a sus construcciones».

Según este profesor de Historia Medieval, tras la conquista, Granada se adapta a la situación existente aunque sus primeras obras en piedra son de tono menor, como las de Santa Isabel la Real o la Capilla Real, y en las grandes, como las del monasterio de San Jerónimo, se utilizan las lápidas de los cementerios árabes.

Hasta avanzado el siglo XVI no empieza la construcción en sillería -Real Chancillería o el Palacio de Carlos V, donde la bóveda de su patio circular, al igual que la terraza de la Capilla Real, está repleta de símbolos que casi constituyen todo un diccionario de marcas de canteros-.

Éstos venían de fuera, especialmente de la Sierra del Segura y de La Mancha, sobre todo de Toledo. Debido a las especiales características de su actividad, debían trabajar en distintos lugares por lo que sus desplazamientos eran abundantes, cosa poco habitual en aquella época. Pero ellos eran el único gremio que entonces disponía de total libertad de movimientos.

Descargar


Cannabis en el Campus (Manuel Sánchez Aguado./Granada)

OPINIÓN
CARTAS AL DIRECTOR SORIA
Cannabis en el Campus
Manuel Sánchez Aguado./Granada.
Imprimir Enviar
Sr. Director de IDEAL: En los últimos meses se han publicado en la prensa española diversas noticias relacionadas con el cannabis. Como considero que dichas informaciones no carecen de interés para Granada, he decidido hacerme eco de las mismas.

La primera (y no por orden cronológico) publicada en IDEAL hace unas semanas -«La Alpujarra busca agricultores para sembrar cannabis sativa y montar una gran cooperativa»- me trajo a la memoria una idea basada en el antiguo cultivo del cáñamo en la comarca de la vega de Granada. El cannabis sativa, objeto de la noticia , no produce los efectos de la marihuana y su interés radica en la producción agrícola amén de las subvenciones entre 63 euros y hasta 96 con los que la Unión europea subvenciona la tonelada si es transformada por el propio agricultor en alguno de los numerosos productos que se derivan de esta planta. La Alpujarra pretende ser el principal semillero y creo que es una opción interesante no solo para la Alpujarra, sino también para la comarca de la Vega.

La segunda adquirió protagonismo hace pocos meses en la Comunidad Catalana con la intención de comercializar en 60 farmacias de dicha Comunidad, bajo estricto control médico, productos derivados de la marihuana destinados a enfermos de cáncer, sida y esclerosis múltiple. Dicha noticia me condujo directamente al Campus de la Salud por tratarse de un complejo idóneo para la transformación del cannabis para uso terapéutico, como una opción añadida al desarrollo de la industria farmacéutica y al interés mostrado por los fármacos para enfermedades huérfanas.

Son varias experiencias dentro y fuera de nuestro país que aprovechan la aplicación, cada vez más extendida, de la marihuana para aliviar las náuseas que provoca la quimioterapia en enfermos con cáncer o los dolores en la esclerosis múltiple. En principio la Comunidad Catalana mostraba interés por el cultivo y la posterior transformación farmacéutica del cannabis, descartándolo con posterioridad. La experiencia catalana se fundamenta en la experiencia holandesa que hasta el momento no ha logrado los objetivos porque la venta en farmacias de productos derivados de la marihuana son bastantes más caros que los que se ofertan libremente en los coffe-shop. Existe una tercera experiencia, la canadiense, que no sólo transforma el producto, sino que además lo cultiva bajo estricto control de las universidades. Esta experiencia es muy interesante para nosotros, salvando los obstáculos legales, porque daría ocupación a un mayor número de personas.

Es posible que el Campus de la Salud esté más necesitado de espacio que de ideas, pero desearía que se barajase la posibilidad de transformar este cultivo en productos farmacéuticos en dicho lugar.

Descargar


Medicina del Trabajo se queda en Granada, pero reduce alumnado

La escuela profesional de Medicina del Trabajo, dependiente de la Universidad de Granada, se quedará finalmente en la Facultad de Medicina, donde funciona desde el año 1965. Fue la primera del país en abrir sus puertas, después le siguieron los pasos Barcelona y Madrid.

LOCAL
GRANADA
Medicina del Trabajo se queda en Granada, pero reduce alumnado
La Consejería de Salud se quedará con la dirección en Sevilla y la Universidad se encargará de la parte docente
J. R. V./GRANADA

ImprimirEnviar

La escuela profesional de Medicina del Trabajo, dependiente de la Universidad de Granada, se quedará finalmente en la Facultad de Medicina, donde funciona desde el año 1965. Fue la primera del país en abrir sus puertas, después le siguieron los pasos Barcelona y Madrid.

La Consejería de Salud ha llegado a un acuerdo con el departamento de Medicina Legal de la Universidad de Granada para que la docencia de esta especialidad médica se siga impartiendo en la capital granadina, pero la dirección del centro estará ubicada en la capital hispalense.

Fuentes consultadas por IDEAL en este departamento universitario, han confirmado que el acuerdo verbal alcanzado con la Junta contempla la creación de otra escuela más el próximo año para la zona de Andalucía occidental, quedando la de Granada para la parte oriental.

El acuerdo, alcanzado in extremis, ha logrado que la primera escuela profesional de Medicina del Trabajo de toda España siga funcionando, pese a las intenciones iniciales de la Junta de sacarla del ámbito universitario granadino para centralizarla en Sevilla o en la Escuela Andaluza de Salud Pública -EASP-. Y no solamente eso, con este acuerdo se logra que el Ministerio de Sanidad conceda, al menos, ocho plazas subvencionadas para la formación de nuevos médicos en esta especialidad. Existía el peligro de que la comunidad andaluza se quedara sin plazas. Una importante reducción frenta a las cincuenta que solía conceder todos los años.

Formación

La única razón para disminuir esta oferta de plazas radica en que serán las mutuas de medicina privada las encargadas de pagar la formación de estos profesionales durante el periodo de prácticas en los hospitales. Hasta este año, quienes estudiaban esta especialidad no pasaban por los hospitales para formarse, excepto en Granada que se hacía gracias a la voluntad de los responsables de este ciclo formativo.

Ahora la ley obliga a todas las escuelas a que sus pupilos se formen como cualquier otro facultativo MIR. La especialidad de Medicina del Trabajo no tiene especialistas en paro, debido al cúmulo de ofertas procedentes de la medicina privada. Tanto interés despierta que ha sido este sector de la sanidad el que ha dado el paso de financiar la parte práctica de estos estudiantes. El Gobierno también ha incrementado de tres a cuatro el número de años de la especialidad para mejorar la formación.

Subir

Descargar


La Policía ha peinado la Universidad de Granada en busca de yihadistas

LOCAL
GRANADA
La Policía ha peinado la Universidad de Granada en busca de yihadistas
Presuntos miembros del estado mayor de Al Qaeda han estado en la provincia, entre ellos, Mustafá Setmarian, un hombre por cuya captura EE UU ofrece cuatro millones de euros
C. MORÁN Y A. BAO/GRANADA

ImprimirEnviar

Mustafá Setmarian es seguramente el supuesto dirigente de Al Qaeda con más galones que ha estado en Granada, pero no el único. Varios presuntos integrantes de la cúpula europea y española de la multinacional del terror han dormido a la sombra de la Alhambra. Esa relación ha hecho que las Fuerzas de Seguridad del Estado hayan dedicado importantes esfuerzos a vigilar la erupción de grupos radicales. La lupa se ha detenido con especial intensidad en la Universidad de Granada -donde estudian cerca de dos mil jóvenes musulmanes-, según han confirmado a este periódico fuentes oficiales. La Policía ha peinado la institución académica en busca de células yihadistas. El periodista y escritor José María Irujo -autor de El Agujero, España invadida por la yihad y miembro del equipo de investigación del diario El País- también conoce este extremo. «Me consta que la Policía se ha centrado bastante en la Universidad de Granada», ratifica.

Y, ¿por qué? Los investigadores lo tienen claro: «Es típico que las células durmientes mantengan una vida callada en algún lugar, hasta que sean activadas para un ataque. Otras células brindan apoyo logístico a las células durmientes. Esto incluye proporcionarles dinero, pasaportes y otros documentos». Y añaden que nadie olvida la frase con la que las autoridades de EE UU definieron a varios de los autores de la masacre del 11-S: «Eran simplemente típicos estudiantes universitarios».

La fijación policial con Granada no es nueva. Los agentes de información tienen perfectamente documentada la presencia en la capital, desde finales de los años 80, de destacados radicales islamistas, caso del citado Mustafá Setmarian, un ciudadano sirio nacionalizado español cuya carrera en Al Qaeda ha sido meteórica.

Recompensa millonaria

A principios de la década de los 90, Setmarian vendía ropa usada en una modesta tiendecita de la calle Elvira, en el corazón musulmán de Granada. Hoy ocuparía un lugar muy destacado en el estado mayor de la organización terrorista creada por Bin Laden.

Los servicios secretos de todo el planeta están convencidos de que Setmarian, un hombre de cabello pelirrojo que está casado con una española, ha colaborado en la organización de los atentados contra las Torres Gemelas de Nueva York, Casablanca y el 11 de Marzo.

El gobierno de Estados Unidos ofrece casi cuatro millones de euros por su cabeza. Y el juez Juan del Olmo, el togado que dirige la investigación sobre la masacre de los trenes en Madrid, ha pedido a la Policía que le informe de todo lo que tiene sobre Setmarian. No en vano, las Fuerzas de Seguridad piensan que Setmarian fue el fundador de la célula de Al-Qaeda en España. Amigo íntimo del Mulá Omar -el religioso tuerto que estaba en en la cúspide del régimen afgano de los talibanes-, hay quien cree que Setmarian comparte escondite con Bin Laden en algún lugar entre Afganistán y Pakistán.

Otros, en cambio, sitúan al hispano-sirio en el convulso Irak de la postguerra. Allí estaría echando una mano al jordano Abu Musab al Zarqawi, el terrorista que ha convertido los degollamientos de extranjeros en un arma psicológica de primer orden. La retransmisión de las espeluznantes ejecuciones a través de internet ha hecho más por la causa de los terroristas que mil carros de combate.

Taller de costura

Aunque su familia lo niega, Setmarian estaría detrás de la cadena de horrores que ha asolado el inicio del siglo XXI. Y Setmarian vivió en Granada durante un par de años. Según José María Irujo, el árabe pelirrojo quiso montar una pequeña empresa en una vivienda de Alfacar. «Se sabe que compró varias máquinas de coser para fabricar ropa en el sótano de la casa, pero aquello no salió. Luego pasó a dirigir una revista islamista en Londres. Posteriormente, deja el Reino Unido y reaparece en Afganistán al mando de un campo de entrenamiento de yihadistas », refiere Irujo, un informador pionero en la investigación de tramas islamistas en España.

A partir de entonces, comienza su imparable ascensión en el organigrama de Al Qaeda. «Mientras vivió en Granada, parece que ya tenía relación con la red de Bin Laden. Pero su labor entonces consistía más bien en hacer proselitismo y captar gente. Pero ahora mismo todo apunta a que es un pez gordo, un activista muy peligroso», explica Javier Jordán, un profesor de Ciencia Política de la Universidad de Granada especializado en el terrorismo islamista -es autor del libro Profetas del miedo. Aproximación al terrorismo islamista-.

El cajero

Otro peso pesado de Al Qaeda que, en alguna ocasión, ha sido detectado en Granada por las Fuerzas de Seguridad es Mamoun Darkanzali, otro sirio en este caso nacionalizado alemán.

Según las averiguaciones de Baltasar Garzón, magistrado de la Audiencia nacional, Darkazanli se hospedó en julio de 2001 en una pensión situada en la céntrica calle Natalio Rivas, junto a la Gran Vía, en pleno centro de la capital granadina.

Darkanzali, de 46 años, casado con una alemana y residente en Hamburgo desde hace más de veinte años, fue detenido hace unos meses en esa ciudad. El juez Garzón había pedido su extradición a España y la Fiscalía germana entendía que existía riesgo de fuga.

La Justicia considera que Darkanzali, un rico comerciante, ejercía como cajero de Al Qaeda en Europa. Un detalle curioso: el sospechoso colaboró en la compra de un yate para Bin Laden.

Pero lo que interesa a más a Garzón de Darkanzali es la relación de éste con el tristemente célebre Imad Eddin Barakat Yarbas, alias Abu Dahdah -otro hispanosirio-, el presunto líder de Al Qaeda en España.

Abu Dahdah

Abu Dahdah fue detenido en 2001 en el marco de la operación Dátil. La Fiscalía de la Audiencia Nacional le acusa de haber facilitado la preparación de los atentados contra las Torres Gemelas de Nueva York y algún mando policial ha definido a Abu Dahdah como el autor intelectual de la masacre del 11 de Marzo.

Abu Dahdah también ha estado en Granada, «y en varias ocasiones», según José María Irujo.

No es raro. En septiembre de 2003, fueron detenidos en Huétor Vega y Alfacar dos ciudadanos sirios por ser, presuntamente, seguidores de Abu Dahdah. Los arrestados en aquella ocasión fueron Hasan Al Husein, alias Abu Abbud y Abu Udaba y Jamal Husein Husein, apodado Abu Ali. El primero de ellos, supuestamente, era un muyahidin, un combatiente islamista, un yihadista.

Más. En el auto de procesamiento de Bin Laden -un documento en el que aparecen, entre otros, el periodista de Alfacar Taysir Alony, que siempre ha insistido en su inocencia, y Mohamed Zaher Asade-, el juez Garzón hace 341 menciones a Granada.

¿Quiere todo esto decir que la ciudad de la Alhambra es -o ha sido- una especie de vivero de extremistas? José María Irujo y Javier Jordán creen que no. «Es cierto que, fuera de aquí, se piensa que Granada es un lugar en el que hay muchos radicales islamistas. Esa imagen existe, pero los núcleos verdaderamente importantes, como se ha demostrado, estaban en Madrid o en Almería. Lo que ha habido aquí tiene más que ver con lazos familiares y de amistad entre determinadas personas», concluye Javier Jordán.

Descargar


El Clínico pide investigar con células madre para regenerar a los infartados

VIVIR
VIVIR
El Clínico pide investigar con células madre para regenerar a los infartados
El proyecto malagueño también incluye al Centro Regional de Transfusión Sanguínea y a la Universidad de Granada La Junta prevé que los trabajos empezarán en septiembre
ESTER REQUENA/MÁLAGA

TRABAJOS. El Hospital Clínico se uniría a los cuatro proyectos que ya han sido autorizados por la Comisión Nacional. / EFE

ImprimirEnviar

LA INVESTIGACIÓN
Objetivo: Inducir la diferenciación celular con objeto de obtener cardiomiocitos y utilizarlos para la terapia de regeneración del miocardio.

Responsable: Eduardo de Teresa, jefe de Cardiología del Hospital Clínico Universitario.

Investigadores principales: Isidro Prat, responsable del Banco de Cordón Umbilical de Málaga, y Antonia Aranega, catedrática de Embriología de la Universidad de Granada.
El Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria puede ser el primer centro en Málaga en tener luz verde para investigar con células madre embrionarias tras la propuesta oficial que ha realizado ante la Junta de Andalucía. La investigación, dirigida por el jefe de Cardiología del centro, Eduardo de Teresa, se centra en la regeneración del miocardio, por lo que intentarán realizar la diferenciación para que a través de las células madre embrionarias se obtengan cardiomiocitos. Y es que estas células de tipo muscular son las que se mueren como consecuencia de un infarto.

El proyecto cuenta además con Isidro Prat, responsable del Banco de Cordón Umbilical de Málaga, y Antonia Aranega, catedrática de Embriología de la Universidad de Granada, como investigadores principales de este proyecto. Por tanto, esta investigación a tres bandas engloba, además del Hospital Clínico, al Centro Regional de Transfusión Sanguínea de Málaga y la Universidad de Granada.

Proceso de estudio

Sin embargo, este proyecto está aún pendiente de la autorización de la Comisión Autonómica de Ética e Investigación así como del Comité Autonómico de Investigación con Preembriones Humanos, según explicó ayer el director general de Calidad, Investigación y Gestión del Conocimiento de la Consejería de Salud, Antonio Torres.

Junto con este proyecto, la Junta estudiará la petición del Hospital Reina Sofía de Córdoba de para investigaciones sobre regeneración hepática, así como un nuevo proyecto del Banco de Celulas de Granada que se basa en la diferenciación para obtener y desarrollar nuevas líneas celulares indiferenciadas.

«Esperamos que para abril o mayo concluyamos los trámites andaluces, lo que significará, si finalmente estos nuevos estudios pasan todos los requisitos establecidos, que la Comisión Nacional pudiese dar luz verde a los mismos a lo largo del verano, esto es, que para septiembre estaríamos hablando de tres nuevas vías de investigación que se sumarían a las otras tres que ya existen en nuestra comunidad», puntualizó Torres.

La investigación del Clínico se une así a las dos líneas de trabajo que ya se desarrollan en Málaga en el campo de las células madre en Carlos Haya y en el departamento de Biología Celular de la UMA junto con el Hospital Costa del Sol. Sin embargo, estos proyectos aún no han necesitado la autorización de la Comisión Nacional al no utilizar por el momento

Descargar


«Las ánforas revelan las rutas de comercio del Mediterráneo»

Las ánforas revelan las rutas de comercio del Mediterráneo

El investigador Paul Reynolds ofreció ayer un estudio global del comercio europeo en la época romana en la primera jornada del taller sobre cerámica

jorge pimentel
experto. Paul Reynolds se ha especializado en la última etapa del Imperio Romano y su comercio.

M. OLALLA
@ Envíe esta noticia a un amigo

granada. No me interesan las cerámicas en sí, me interesan por lo que tienen que decir de nuestra historia. Con esta rotunda afirmación abrió ayer el doctor Paul Reynolds su intervención en el primer Taller de Cerámica tardorromana y altomedieval que organiza la Universidad de Granada. Una esperada conferencia que contribuyó a demostrar el intenso flujo comercial de Europa durante la época romana y las intrincadas rutas que los pueblos del Mediterráneo utilizaron para relacionarse.
La cerámica fina, y en particular las ánforas, se utilizaba como continente de los materiales de intercambio entre países: salazón de pescado, vino, aceite bético, etcétera. Por ello, a los arqueólogos les sirven para conocer con qué se comerciaba y entre qué países, explicó el investigador del Museo de Beirut (Líbano) quien ha dedicado los últimos años a profundirzar en el estudio de las rutas comerciales en el Mediterréneo.

Quizá a la gente le sorprendería, pero España –Hispania para los romanos– mantenía frecuentes relaciones comerciales con Britania. Los barcos llegaban desde esta región con una periodicidad de un par de días, asegura Reynolds que utilizó el ejemplo del actual Reino Unido para demostrar la existencia de rutas comerciales desconocidas hasta ahora.

Otros de los caminos que las cerámicas halladas abrieron al comercio conducían a las galeras romanas hasta Beirut y otros puertos de Oriente. En la época tardorromana, la relación comercial entre el Oriente y el Occidente europeo fue determinante para una economía basada en la importación y exportación de materias primas, apuntó el arqueólogo tras señalar el papel de la península ibérica en las transacciones europeas.

Desde el 50 al 700 d. C., Hispania vivió una gran evolución en su comercio exterior que Reynolds ha podido reconstruir gracias a la cantidad y la calidad de las cerámicas encontradas en los yacimientos. Durante aquellos años, la península era una de las mayores exportadoras de aceite bético y de otras materias. Sin embargo, cuando el comercio se abre a Oriente, otros puertos como el de Túnez le arrebatan el monopolio y ciudades como Tarragona, Catagena o Alicante tienen que buscar nuevas rutas, señala el experto.

Todo un entramado económico sustentado en materiales que no podrían haber pasado de unas manos a otras a lo largo de kilómetros si no fuera por las vasijas, cántaros y ánforas que se fabricaban artesanalmente en las ciudades del interior. De ahí, la relevancia de estos restos arqueológicos que, además de a los numerosos especialistas invitados, han atraido el interés de 75 alumnos inscritos en el congreso.

Paul Reynolds es uno de los mayores expertos mundiales en el estudio de la cerámica mediterránea de esta época. Su aportación sobre las relaciones entre las ánforas y el comercio ofrecen una necesaria visión general del problema entre los siglos I y VII d. C., reconoció Antonio Malpica, uno de los organizadores del taller que mañana se trasladará al yacimiento de Medinat Ilbira –en Atarfe– para estudiar el enclave arqueológico y sus restos fósiles.

Descargar


El éxodo de los 600.000

El éxodo de los 600.000

Hace 45 años, España y Alemania firmaron el convenio que permitió emigrar a más de medio millón de españoles hasta 1973

CECILIA FLETA – Berlín

EL PAÍS – España – 27-03-2005

Trabajadores españoles en la estación de Colonia-Deutz, donde llegaba el tren especial procedente de Hendaya, en 1964. (A. M. / DOMIT)
ampliar

Manuela Ferrero-Baglieri, natural de Ledesma (Salamanca) y residente en Alemania desde hace 45 años.
ampliar

La segunda generación

Manuela Ferrero ganaba 500 pesetas al mes sirviendo en casa de unos señores alemanes en Madrid. Era 1960, tenía 21 años y las 500 pesetas no le daban para nada. Unos amigos de Ledesma se fueron a trabajar a Alemania y allí me consiguieron un contrato para irme unos meses más tarde, recuerda hoy Manuela, natural de Ledesma (Salamanca) y residente en Remscheid (Alemania) desde hace 45 años.

Manuela fue de las primeras. Igual que ella, otros 600.000 trabajadores españoles emigraron a Alemania entre 1960 y 1973. La mayoría hombres, pero también muchas mujeres. El martes se cumplen 45 años del primer convenio de emigración firmado entre España y Alemania. Pero ocho días antes de la firma del convenio ya había llegado a Remscheid para trabajar en la industria textil el primer grupo de 42 chicas. Eran de Béjar (Salamanca).

El milagro económico alemán había puesto de manifiesto en los años cincuenta la escasez de mano de obra para alimentar una industria pujante. Alemania firmó convenios similares con Italia, Grecia, Portugal y Turquía.

José Moral, albañil de Córdoba, quiso apuntarse en el Instituto Español de Emigración, a pesar de que sólo había plazas de minero. ¿Sabes lo que significa trabajar en la mina?, le preguntó el funcionario. Los mineros son hombres, ¿no? Pues yo soy un hombre. Apúntame en la lista, respondió. Moral no tenía ni idea de dónde se había metido, pero aguantó cuatro años en el tajo. Hoy vive en la región de Nordhessen con su esposa.

La decisión de hacer las maletas y marcharse a Alemania no era fácil. Muchos se fueron encandilados por expectativas de hacer fortuna que no se cumplieron. El viaje era incómodo y largo. Los trenes, con asientos de madera, carecían de calefacción. Algunos iban con varias maletas, pertrechados hasta con botijo, pero los había pobres de necesidad, con apenas una caja o una bolsa.

Te vas con mucha pena. Lo dejas todo. No sabes adónde vas, recuerda la soriana Marina Mittländer, de 64 años. Pero Alemania le gustó mucho. Yo en seguida dije que me quedaba. Vine a un pueblo de la frontera holandesa llamado Goch y como yo era de pueblo me gustó. Me gustaban mucho las casas y esos jardines… Aquello me encantaba. Era el 19 de marzo de 1962. Marina quería ayudar a sus padres a pagar las deudas. En Alemania la trataron muy bien. A mí me fueron a esperar a la estación, y nos hablaron en castellano porque el jefe de la fábrica había vivido en Argentina. Nos dieron un ramo de claveles, añade.

Pero no todos los 2,3 millones de españoles que emigraron a Europa en esos años lo hicieron de manera regular. El régimen franquista quería dirigir la emigración en función de la economía española. Quiso evitar que se marchara la mano de obra cualificada porque la necesitaba para la industria patria, y en cambio propició el éxodo en las regiones más pobres. Tres cuartos de los emigrantes tramitados por el régimen procedían de Andalucía y de las provincias colindantes con Portugal. El 70% trabajó en la metalurgia. Las mujeres iban al sector textil o a la industria alimentaria en las zonas pesqueras de la costa del Mar del Norte, donde trabajaron muchas gallegas.

El Gobierno estaba interesado en que los emigrantes quedaran ligados a España para que enviaran dinero, explica el historiador Antonio Muñoz, especialista en emigración. 7.000 millones de dólares recibió España en concepto de remesas de los emigrantes hasta el año 1975. Con la emigración se consiguió, además, aliviar la tensión social que provocaban en España el desempleo y la pobreza. Alrededor de un 30% de los que marcharon lo hicieron al margen del Instituto Español de Emigración, saltándose las largas esperas de la burocracia.

El régimen tampoco quería que salieran del país los disidentes políticos por miedo a que dieran mala imagen de España y se organizaran en el exterior. Por ello, Alemania, un país profundamente anticomunista, era una buena opción. Pero llegó la revolución cultural del 68 y muchos lograron organizarse con el apoyo de sindicatos alemanes y medios de comunicación como Radio Baviera, cuya emisión en español daba cabida a voces que en España estaban silenciadas. Por las ondas de esta radio se emitió una de las primeras entrevistas que concedió Felipe González como secretario general del PSOE en 1974.

En 1973, año en que Alemania dejó de solicitar mano de obra a España, vivían en el país 185.000 trabajadores españoles. La colonia española ascendía entonces a 300.000 personas. Luego se redujo de forma continua hasta 1986, año en que quedaban unos 130.000. Desde entonces se mantiene estable.

El 80% de los españoles que vinieron en esos años regresaron poco después, cuenta Antonio Muñoz, que es autor de una web (www.angekommen.com, en alemán) dedicada a la emigración ibérica -de España y Portugal- en Alemania. Muñoz se queja de que los retornados apenas han recibido apoyo al llegar a España. El franquismo siempre reconoció a los emigrantes la importancia que tuvieron para la economía española, pero los gobiernos democráticos se olvidaron de ellos, lamenta.

Lejos de integrarse en la sociedad alemana, los españoles vivieron en guetos muy bien organizados gracias a las asociaciones de padres que formaron para velar por la educación de los hijos. Pero muchos no hablaban alemán. Manuela Ferrero reconoce que aún hoy no lo habla bien y no sabe leer ni escribir en alemán. Manuela se casó con un italiano y en casa inventaron un idioma nuestro, mezcla de español, alemán e italiano.

El caso de Marina Mittländer fue distinto. No me dediqué completamente a trabajar pensando en el regreso, como hacían muchos, asegura. Marina se integró, se casó con un alemán, cuyo apellido adoptó, y se esforzó por aprender el idioma correctamente. Pero no siempre fue así. Al principio íbamos a la carnicería y como no sabíamos decir cerdo señalábamos con el dedo mientras tratábamos de imitar el gruñido del cerdo, recuerda. Una de mis compañeras compró una vez carne enlatada que resultó ser comida para gatos, pero como no entendía alemán ni se dio cuenta.

Marina vive hoy en Francfort y se siente bien integrada. No siente añoranza. Francfort ha llegado a ser mi segunda patria. Yo soy un árbol con dos raíces muy profundas: una es España y otra Alemania. No quiere volver, aunque cree que se integraría si lo hiciera. Tengo mis hijos aquí, y mi sitio está donde está mi familia, dice.

A Manuela sí le gustaría volver, sobre todo para cuidar de sus padres, que viven aún en Ledesma. Al principio sentí nostalgia. Pero no me puedo quejar: aquí me han acogido muy bien y no me han hecho echar en falta mi tierra.

La segunda generación

El periodista alemán Juan Moreno es en realidad español. Escribe en el Süddeutsche Zeitung una columna semanal de gran éxito por su estilo desenfadado, que contrasta con el sesudo tono de la prensa alemana, y las hilarantes anécdotas que cuenta sobre su familia: la idiosincrasia y cultura andaluzas vistas por una mentalidad ya totalmente alemana.

Juan Moreno nació en Huércal-Overa (Almería) en 1972 y llegó a Alemania en 1973. Creció en Hanau (Hesse) y, aunque es bilingüe, su español no es tan bueno como su alemán, idioma en el que escribe y piensa. Acaba de publicar su primera novela en Alemania.

La segunda generación de emigrantes españoles que permanecieron en Alemania se ha integrado totalmente en la cultura alemana, muchos se han casado con alemanes y sus hijos pierden la lengua española.

Otros volvieron con sus padres y no siempre hallaron el país soñado. Un equipo de la Universidad de Granada investigó entre 1986 y 1991 los problemas del retorno a España de la segunda generación de emigrantes en la adolescencia.

En el estudio, publicado en 2003, se muestra que el 44% de los adolescentes que regresaron encontraron que España era peor de lo que habían imaginado, mientras que sólo un 16% dijo que era mejor. Alrededor de un 40% tuvo problemas con la lengua española en el instituto. Y es que, si bien la mayoría habló siempre en español con sus padres, el idioma utilizado con los hermanos era, en más de la mitad de los casos, el del país de acogida.

Descargar