Inicio / Ciencia y Tecnologia de la Salud

Un estudio demuestra que los niños con una mejor condición física tienen más materia gris en el cerebro

Investigadores de la Universidad de Granada lideran un estudio pionero a nivel mundial, que ha confirmado que la condición física de los niños puede influir en la estructura cerebral, lo que a su vez puede determinar su rendimiento académico

Esta investigación ha sido publicada en la prestigiosa revista Neuroimage, y forma parte del proyecto ActiveBrains, un ensayo clínico aleatorizado en más de 100 niños con sobrepeso/obesidad 

Investigadores de la Universidad de Granada (UGR) han demostrado por primera vez en el mundo que la condición física de los niños puede influir en la estructura cerebral, lo que a su vez puede determinar su rendimiento académico.

En concreto, los científicos han confirmado que el nivel de condición física de los niños, principalmente la capacidad aeróbica y la habilidad motora, está asociado con un mayor volumen de materia gris en numerosas áreas corticales y subcorticales del cerebro.

En particular, la capacidad aeróbica se asoció con mayor volumen de materia gris en regiones frontales (corteza premotora y corteza motora suplementaria), subcorticales (hipocampo y caudado), regiones temporales (giro temporal inferior y giro parahipocampal) y la corteza calcarina; regiones cerebrales importantes para el aprendizaje, la función ejecutiva y procesos motores y visuales.

Esta investigación ha sido publicada en la prestigiosa revista Neuroimage, y forma parte de un novedoso proyecto a nivel mundial, ActiveBrains, en el que se está llevando a cabo un ensayo clínico aleatorizado en más de 100 niños con sobrepeso/obesidad, liderado por Francisco B. Ortega, y llevado a cabo principalmente en los institutos/centros de investigación IMUDS Instituto Mixto Universitario Deporte y Salud (IMUDs) y CIMCYC (Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento) de la UGR.

“Nuestro trabajo pretende responder a preguntas como si el cerebro de niños con una mejor forma física es diferente al cerebro de niños con peor forma física, o si esto influye, a su vez, en el rendimiento académico de los niños”, explica Ortega.

“La respuesta es breve y contundente: sí, el nivel de condición física de los niños está directamente relacionado con importantes diferencias estructurales en el cerebro, y tales diferencias se ven reflejadas en el rendimiento académico de los niños”.

A su vez, en la investigación liderada por la UGR, la habilidad motora se asoció con mayor volumen de materia gris en dos regiones claves para el procesamiento del lenguaje y la lectura, el giro frontal inferior y el giro temporal superior. Sin embargo, la fuerza muscular no mostró ninguna asociación independiente con el volumen de materia gris en ninguna región del cerebro.

Según destaca Irene Esteban-Cornejo, investigadora postdoctoral de la Universidad de Granada y primera autora de este artículo, el volumen de materia gris en las regiones corticales y subcorticales influenciadas por la condición física determina a su vez un mejor rendimiento académico de los niños.

Además, “la condición física es un factor modificable a través del ejercicio físico, y combinar ejercicio físico que mejore la capacidad aeróbica y la habilidad motora sería un enfoque efectivo para estimular el desarrollo cerebral y el desempeño académico en niños con sobrepeso/obesidad”.

Este artículo científico supone una importante contribución al conocimiento humano que debe ser tenido en cuenta por las instituciones educativas y de salud pública.

“Hacemos un llamamiento tanto a políticos, quién determinan las leyes educativas, cada vez más centradas en materias instrumentales, como a maestros, el último eslabón de la cadena y quién hace realidad el día a día de las clases de Educación Física. El colegio es el único ente que concentra a todos los niños de manera obligatoria durante un periodo mínimo de 10 años, por lo tanto es el contexto ideal para que se lleven a cabo tales recomendaciones”, apuntan los autores.

Los investigadores de este estudio, según sus propias palabras, quedan “a disposición de las instituciones educativas y de salud pública para debatir y poner medidas al respecto”.

Referencia bibliográfica:

Esteban-Cornejo I, Cadenas-Sanchez C, Contreras-Rodriguez O, Verdejo-RomanJ, Mora-Gonzalez J, Migueles JH, Henriksson P, Davis CL, Verdejo-Garcia A, Catena A, Ortega FB. A whole brain volumetric approach in overweight/obese children: Examining the association with different physical fitness components and academic performance. The ActiveBrains project. Neuroimage. 2017 Aug 5;159:346-354.

Blog divulgativo: Ortega FB, Muntaner-Mas A, Martinez-Nicolás A, Esteban-Cornejo I. Fitter bodies, fitterbrains? https://mind-the-gap.live/2017/09/11/fitter-bodies-fitter-brains/

Web del Proyecto ActiveBrains: http://profith.ugr.es/activebrains

Web del grupo de investigación PROFITH: http://profith.ugr.es/

Imágenes adjuntas:

IMG_6707

Los autores de esta investigación, durante una carrera en Denver, Estados Unidos, mientras asistían al Congreso Mundial de Ejercicio y Cerebro. De izquierda a derecha, Cristina Cadenas, Francisco Ortega e Irene Esteban.

Captura de pantalla 2017-10-19 a las 11.30.00Regiones cerebrales que muestran asociaciones independientes positivas de velocidad cardiorrespiratoria y agilidad de velocidad con volumen de materia gris en niños con sobrepeso u obesidad.

bike-775799_960_720

Niños practicando deporte.

Contacto:

Irene Esteban-Cornejo

Investigadora postdoctoral Juan de la Cierva

Departamento de Educación Física y Deportiva de la Universidad de Granada

Tfno: 958246651

Correo electrónico: ireneesteban@ugr.es

Francisco B. Ortega

Investigador Ramón y Cajal e Investigador Principal del proyecto ActiveBrains

Departamento de Educación Física y Deportiva de la Universidad de Granada

Tfno: 958246651

Correo electrónico: ortegaf@ugr.es