Inicio / Ciencia y Tecnologia de la Salud

Un proyecto del doctor Daniel López Serrano del Centro Nacional de Biotecnología de Madrid gana el XIV Premio Ciencias de la Salud-Fundación Caja Rural

Este trabajo abre una puerta a tratamientos contra las superbacterias hospitalarias resistentes a los antibióticos

El investigador Daniel López Serrano, ganador de la XIV edición del Premio Ciencias de la Salud-Fundación Caja Rural Granada, ha explicado hoy a los medios de comunicación los detalles del trabajo que ha obtenido por unanimidad el fallo del jurado.

El proyecto del equipo del doctor Daniel López Serrano, colaborador  del Centro Nacional de Biotecnología, CNB, (Madrid) abre las puertas a un posible y prometedor tratamiento contra uno de los grandes problemas sanitarios de nuestro sistema en la actualidad, las superbacterias hospitaliarias y su resistencia a los antibióticos, que en pocas décadas pueden llegar a causar más mortalidad que enfermedades como el cáncer.

Daniel López ha agradecido a Fundación Caja Rural y a las instituciones colaboradoras, que después de catorce años sigan manteniendo su apuesta por la ciencia y la investigación. “Ganar este premio nos sitúa en la élite científica  por los investigadores que lo han ganado en ediciones anteriores de la talla de María Blasco y es un indicador de que nuestras investigaciones son útiles para la sociedad.”

El presidente de Caja Rural Granada y de su Fundación, Antonio León, destacó la trascendencia de estas investigaciones que abren la puerta a posibles soluciones a la resistencia de las superbacterias a los antibióticos, que en la actualidad causa 30 veces más muertes que los accidentes de tráfico, y agradeció públicamente la colaboración profesional, desinteresada e independiente del jurado.

El gerente de la Fundación Pública Andaluza Parque Tecnológico de la Salud,  Jesús Quero dijo : “Hoy es un día feliz porque después de mucho tiempo volvemos a tener un Ministerio de Ciencia” y deseó que este gesto sirviera para dignificar el trabajo de los investigadores “siempre precario” y fortalecer las infraestructuras tecnológicas de este país, ya que sin una apuesta fuerte por el I+D+i  “no podemos competir con las economías de otros países”.

Ignacio Molina, como representante del jurado de esta XIV edición comentó que “este año, con mucha diferencia, hemos tenido el nivel científico más alto de todas las convocatorias”. Eso da cuenta del prestigio que ha conseguido el Premio entre toda la comunidad científica. Como curiosidad ‘negativa’ destacó que tan sólo uno de los trabajos provenía de fuera de Madrid y Barcelona “eso es consecuencia de la política de concentración científica que se está realizando en este país”. Las administraciones derivan sus apoyos a los grandes centros nacionales y sin ese respaldo público se puede hacer “ciencia honesta, pero no de primer nivel”.

El jurado ha seleccionado por unanimidad este premio porque aborda una de las problemáticas en materia de salud de la actualidad, la resistencia a los antibióticos de las superbacterias, que está creciendo de una manera muy superior a los que las investigaciones farmacéuticas son capaces de responder.

El interés de este trabajo radica en  que no pretende encontrar nuevos fármacos, sino alterar la pared  de las bacterias para que de esta forma se vuelvan sensibles a los antibióticos tradicionales. Los fármacos utilizados para alterar esa barrera protectora de las bacterias son tan comunes como los que actualmente se emplean para tratar los niveles  elevados de colesterol, según el doctor López.

El premio dotado con 25.000 euros será entregado mañana 8 de junio en el auditorio de Caja Rural y contará con la presencia de la rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda, la Delegada del Gobierno de la Junta en Granada, Sandra García y el alcalde de la ciudad, Francisco Cuenca, entre otras autoridades.

Trascendencia

En 2016, el 30% de las infecciones contraídas en centros hospitalarios españoles resultaron resistentes a antibióticos. De ellas, el 20% terminaron siendo letales. Daniel López ha explicado que Staphylococcus aureus es uno de los patógenos más peligrosos de ambientes hospitalarios porque muchos aislados clínicos son resistentes a las penicilinas (cepas MRSA o methicilin-resistant Staphylococcus aureus). El laboratorio del este investigador ha encontrado la manera de destruir el escudo protector de estos patógenos para que puedan ser ‘atacados’ por los antibióticos convencionales.

Según este científico murciano de 40 años, “muchas bacterias, incluido el MRSA, tienen regiones de membrana (lipid rafts) con una arquitectura específica, donde muchos complejos proteicos se ensamblan; son por tanto unas plataformas de ensamblaje de grandes proteínas para las bacterias. En consecuencia, la perturbación de la arquitectura de esas zonas causa una alteración en el ensamblaje de proteínas en bacterias. Puesto que muchas de estos grandes complejos proteicos juegan un papel importante en la resistencia a antibióticos, cuando se altera la arquitectura de estas zonas en superbacterias como el MRSA simplemente deja de serlo, y se convierten en una cepa de S. aureus convencional sensibles a los antibióticos”. Con estos resultados, el equipo de Daniel López ha desarrollado y patentado unas moléculas para inhibir la formación de estas zonas de membrana en MRSA. En presencia de dichas moléculas, MRSA deja de ser una superbacteria y entonces puede ser eliminado con antibióticos rutinarios. Un tratamiento que combina estos compuestos con penicilinas convencionales consigue matar los patógenos, tanto en cultivos in vitro como en infecciones en ratones.

Daniel López explica que la importancia de sus conclusiones es doble. Por un lado, se evidencia el desarrollo de una nueva herramienta para tratar infecciones de MRSA, que podría ayudar a mejorar los cuadros clínicos e

incluso salvar la vida de miles de personas infectadas cada año en nuestros hospitales. Por otro lado, con este tratamiento es posible recuperar antibióticos que habían sido descartados por su inactividad frente a las superbacterias, cada vez más comunes en nuestros ambientes hospitalarios. “Esto permite incrementar de manera significativa el arsenal para combatir a estos patógenos y ser más optimistas en la lucha contra las infecciones por bacterias multiresistentes”.

Los beneficios de estas investigaciones podrían llegar a los ciudadanos en un plazo de seis u ocho años, ha contestado el doctor López a preguntas de los periodistas, aunque tendrán que ser otros investigadores quienes pongan en marcha las pruebas en personas.

El doctor López puso de relieve la falta de financiación para la investigación en España; de hecho la mayor parte de sus proyectos se desarrollan con fondos europeos, pero se mostró especialmente crítico con los obstáculos al desarrollo científico que conlleva la burocracia de la normativa de nuestro país.

Trayectoria profesional

El laboratorio de Daniel López supone un punto de inflexión en la dañina tendencia de la evasión del conocimiento en este país. Su equipo, integrado por expertos españoles y extranjeros, es un claro ejemplo de esa otra manera de hacer Ciencia, reivindicada por la sociedad, recuperando a nuestros científicos para que lideren el desarrollo tecnológico y modernización a nivel nacional. “Nuestro establecimiento en el CNB es un hito importante porque desafía la tendencia desafortunada del sector I+D+i en España, donde la fuga de cerebros es un hecho característico hoy por hoy”, explica.

Desde los 32 años (ahora tiene 40) dirige su laboratorio de manera independiente, después de haber realizado una brillante etapa postdoctoral en la Universidad de Harvard (USA). Su trayectoria independiente empieza como investigador principal junior dentro del programa de excelencia de la Universidad de Würzburg (Alemania) y desde el año 2014 como funcionario de carrera y científico titular del CSIC (obtuvo la única plaza de biotecnología ECC/2001/2013) en el Centro Nacional de Biotecnología CNB. El laboratorio cuenta aproximadamente con diecisiete miembros de diversas nacionalidades, incluidos investigadores senior de plantilla (1), postdoctorales (7), predoctorales (6), técnicos de laboratorio (1) y gestores de proyectos (2). Su investigación obtiene financiación de altísimo prestigio, tanto a nivel nacional (Proyecto EXCELENCIA del MINECO año 2014, BFU-2014-55601-P y año 2017 BFU2017-87873-P) como a nivel internacional (Proyecto ERC-Starting Grant 2013 BacRafts 335568 del EUROPEAN RESEARCH COUNCIL, dotado con 1,5 millones de euros o el proyecto Research and Innovacion actions Rafts4Biotech 720776 de HORIZON2020, dotado con 7,5 millones de euros).

Sus investigaciones se publican en revistas del más alto impacto (e.g. Garcia-Fernandez et al., 2017 Cell; Koch et al., 2017 Cell Chemical Biology; Koch et al., 2014 Cell, Schneider et al., 2015 PLoS Genetics). El laboratorio de Daniel López se estableció inicialmente en la Universidad de Würzburg (Alemania, 2010-2015) para posteriormente trasladarse al CNB (España, 2015-actualidad) junto con el personal, los equipos y la financiación.

www.danielopezlaboratory.com y www.rafts4biotech.eu.

Video explicativo: https://youtu.be/TgLmpz44VFk