Inicio / Historico

A un paso de implantar los primeros huesos artificiales creados a través de células madre

66186 Las células madre están cambiando la forma de concebir el mundo. Con un asentamiento más que aplaudido en el ámbito científico, vuelven a dar nuevos pasos para la lucha contra enfermedades. Esta vez su puesta en marcha estuvo relacionada con la rehabilitación de lesiones óseas.

Y es que tras años de investigación, la ciencia desarrolla los primeros huesos artificiales por parte de un grupo de expertos españoles. De esta manera, lograron crear huesos artificiales a partir de células madre y carbón activado. Se trata de un nuevo biomaterial que permite generar tejido óseo o huesos artificiales a partir de células madre procedentes de cordón umbilical que son previamente diferenciadas sobre un soporte de tela de carbón activado.

El hallazgo, que fue patentado a través de la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación de la Universidad de Granada, podría servir para la fabricación de medicamentos destinados a la reparación de lesiones óseas u osteocondrales, tumorales o traumáticas. Los expertos señalan que también podrían permitir la sustitución del cartílago en las extremidades óseas que lo hayan perdido.

La razón por la que escogieron el carbón activado como medio de experimentación es que este tipo de material cuenta con “una superficie específica, es decir, que no es real, es de 2.000 metros cuadrados por gramo, de manera que permite el anclaje de infinito número de células, y sus propiedades mecánicas logran que se produzca una diferenciación sin añadir factores extraños”.

En la actualidad no existe ningún tipo de producto alternativo en el mercado, ni tampoco descrito en la bibliografía científica. Sí existen antecedentes de desarrollo de materiales que “cumplen la función básica de estimular la diferenciación celular, pero nunca antes se había logrado producir en vivo un material biológicamente complejo y semejante al tejido óseo”.

De momento, la investigación ha sido desarrollada exclusivamente en laboratorio, donde se ha obtenido el hueso artificial, pero prometen llegar a implantarlo en modelos de experimentación animal, ya sean ratones o conejos, para comprobar si es capaz de regenerar el hueso en ellos y reparar así una lesión ósea, fase que los investigadores pretenden iniciar el próximo septiembre.

La investigación fue llevada a cabo por el Centro de Investigación Biomédica de la Universidad de Granada, las facultades de Ciencias de Granada y Jaén y el Instituto de Parasitología y Biomedicina López Neyra (CSIC).

Descargar