Inicio / Historico

La Junta se marca como objetivo la “vuelta a la normalidad presupuestaria” de las universidades andaluzas

Apertura2015  El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, ha señalado este lunes que el Gobierno andaluz se marca como objetivo la vuelta a la “normalidad presupuestaria” en las universidades públicas andaluzas y el impulso a la investigación, para evitar “otro año en blanco” en esta materia.

 

El consejero, que ha presidido la inauguración del curso 2015/2016 en la Universidad de Granada, ha señalado a los periodistas que el punto de partida es “difícil” debido a los recortes y las condiciones normativas impuestas por el Gobierno, si bien se ha mostrado convencido de que la Junta y las universidades serán capaces de “emprender un camino” de vuelta a la normalidad que debe empezar por cerrar el ejercicio 2015 en las condiciones presupuestarias “previstas”.

Esto es que las universidades tengan la tesorería suficiente para evitar problemas de pago a empleados y proveedores, al tiempo que se garantice la continuidad de sus proyectos.

El consejero ha garantizado a preguntas de los periodistas antes de acudir al acto de inauguración del nuevo curso que mantiene el “mismo espíritu reivindicativo” que cuando era rector, mostrándose consciente de que la situación actual “no es aceptable” y se debe trabajar para corregirla.

Así, ha señalado que el Gobierno andaluz abordará en esta legislatura el diseño y puesta en marcha de políticas encaminadas a fortalecer el sistema universitario andaluz, epicentro de la I+D+i, y a generar certidumbres tras años sometido a “caprichosos vaivenes normativos y recortes que han puesto en serio peligro la igualdad de oportunidades, la equidad y el principio de mérito”.

La primera de esas medidas es la dotación de suficiencia financiera a las universidades, con las que la Consejería de Economía trabaja para garantizar su liquidez de tesorería. Del mismo modo, se aprobará antes de final de este curso un nuevo modelo de financiación para las universidades, que responda al esfuerzo de las mismas para ajustar el gasto, busque la calidad apoyando a las personas y su trabajo, avance en la vinculación a resultados y sea sensible con quienes presentan mayores dificultades.

ESPECIALIZACIÓN

Durante el acto de inauguración del nuevo curso en la Universidad de Granada, el consejero ha destacado que las universidades deben buscar y fomentar su especialización para mejorar la competitividad del sistema productivo, dotarlo de mayor productividad y de más capacidad para abrir nuevos mercado.

Ramírez de Arellano ha indicado que este camino ya está trazado a través de los campus de excelencia internacional y los parques tecnológicos, como el caso del Parque Tecnológico de la Salud (PTS), el primer espacio tecnológico de España especializado en ciencias de la vida y la salud, en el que se da una simbiosis modélica entre empresas y universidad.

El Gobierno andaluz, según ha señalado, cuenta con la Universidad como principal agente de conocimiento para cimentar un modelo económico alejado de la estacionalidad y sustentado en la innovación.

Para el titular de Economía, el efecto multiplicador de la universidad es incontestable: un impacto económico de más de 10.800 millones de euros, alrededor de 107.000 empleos y un efecto dinamizador y de transformación social a través de actividades culturales y sociales. Por ello, ha añadido, el Gobierno andaluz está convencido de que invertir en conocimiento supone apostar por un cambio de modelo y sistema.

En este contexto, ha destacado el potencial investigador de la Universidad de Granada, reconocido internacionalmente en los ranking más prestigiosos, que cuenta con 346 grupos de investigación. Asimismo, ha señalado la apuesta de la UGR por la internacionalización a través del programa Erasmus, siendo la primera universidad europea en recepción de estudiantes y la segunda española en envío de estudiantes propios.

Descargar