Inicio / Historico

El pasado tropical de las algas mediterráneas

El pasado tropical de las algas mediterráneas

La separación del Mar Mediterráneo y el Océano Índico, unida al proceso de enfriamiento iniciado en la tierra hace 20 millones de años, provocaron que las algas y los arrecifes de coral de este mar perdieran sus elementos tropicales y tomasen su forma actual.

Así lo ha constatado un equipo de investigadores de la Universidades de Granada y Módena y Reggio Emilia tras analizar fósiles de algas coralinas que vivieron en los arrecifes del Mediterráneo hace 7,24 y 5,3 millones de años.

Los expertos han identificado la distribución de estos organismos en el Oeste del Mediterráneo, concretamente en Almería y en la provincia italiana de Salento. “Las algas coralinas son algas calcáreas muy comunes en la actualidad, aunque desconocidas para el gran público, incluídos los naturalistas, y muy frecuentes como fósiles, especialmente en rocas relativamente modernas”, explica Juan C, Braga, investigador de la Universidad de Granada y autor principal del estudio, publicado en \’Palaeography Palaeoclimatology Palaeoecology\’.

Este trabajo describe e interpreta la desaparición de de los últimos arrecifes de coral del Messiniense en la región del Mediterráneo. “En épocas posteriores, más recientes, este mar no ha tenido las condiciones oceanográficas (sobre todo la temperatura suficiente) como para albergar arrecifes de coral”, apunta Braga.

Los expertos achacan la desaparición al enfriamiento de la tierra en los últimos 20 millones de años y a la desconexión entre océanos producida cinco millones de años después. Las características mediterráneo-atlánticas de la flora de los arrecifes reflejan la disminución de elementos tropicales generada durante el mioceno.

Algunas de las especies estudiadas, como Spongites fruticulosus y Phymatolithon calcareum han vivido en el Mediterráneo occidental durante más de 25 millones de años. Sin embargo, componentes habituales en los arrecifes de coral actuales (como las especies de Hydrolithon de tallo grueso) ya no estaban presentes en a región occidental hace siete millones de años.