Inicio / Historico

La protesta de estudiantes y trabajadores obliga a la UGR a celebrar su apertura de curso a puerta cerrada

Las protestas de centenares de personas, entre estudiantes, profesores y personal de administración y servicios de la Universidad de Granada, han impedido que el acto institucional de apertura de curso se haya celebrado según lo previsto…
Agencias

… y haya tenido que ser trasladado al Salón Rojo para su desarrollo a puerta cerrada y sin hacer seguimiento del orden del día fijado.

Esta protesta se ha producido en el Rectorado de la Universidad de Granada, donde este fin de semana han secundado un encierro algunos miembros de la llamada Plataforma contra los recortes, que a primera hora de este lunes se han encadenado en la mesa presidencial del crucero del Hospital Real donde se iba a realizar el acto y han reclamado su suspensión bajo el lema ‘No tenemos nada que celebrar’.

Mientras este colectivo permanecía encadenado en el Rectorado, unas 200 personas se han concentrado sobre las 9,30 horas en la plaza de la Facultad de Derecho para recibir con una cacerolada a los académicos y miembros del equipo de Gobierno de la Universidad de Granada que han participado en la tradicional procesión cívico-acádemica de inicio de curso.

Con consignas como ‘Lodeiro da la cara’ o ‘Menos procesiones y más soluciones’, el colectivo ha dificultado la salida de la procesión cívico-académica, llegándose a registrar algunas situaciones de tensión con las fuerzas del orden, que finalmente han tenido que custodiar todo el recorrido con un dispositivo integrado por efectivos de la Policía Local y el Cuerpo Nacional de Policía.

Aunque la Universidad de Granada había acordado con la plataforma contra los recortes que todos los alumnos podrían entrar al acto institucional del inicio de curso y se leería su manifiesto a cambio de que no se impidiera su normal desarrollo, finalmente los manifestantes han accedido al recinto pero no ha sido posible celebrar el acto allí.

Al final, el equipo de gobierno de la institución se ha trasladado al Salón Rojo, y con los abucheos de fondo de los manifestantes, se ha celebrado un breve acto en el que solo se ha llevado a cabo la toma de investidura de los nuevos doctores, sin que se haya leído la memoria anual, ni la lección inaugural, entre otros aspectos.

Durante su intervención, el rector de la Universidad de Granada, Francisco González Lodeiro, ha señalado que “hoy es un día triste” para la institución docente. En posteriores declaraciones a los medios, Lodeiro ha pedido a los manifestantes que “recapaciten” y ha lamentado que los integrantes de la plataforma contra los recortes no hayan cumplido el acuerdo al que se llegó en la mañana del lunes.

El próximo viernes se celebrará un claustro extraordinario en el que se abordarán diversos asuntos, como la propuesta de los estudiantes sobre la regulación del paro académico y su representación en los organismos de Gobierno de la UGR.

Además, se abordará el decreto aprobado en abril de este año sobre los recortes en la institución docente, especialmente en lo referido a la subida de tarifas y a la dedicación del profesorado, y se prevé aprobar un manifiesto en el que la institución docente muestre su posición frente a la actual situación de ajustes.

Descargar