Inicio / Historico

Investigan el origen de dos fuegos en Derecho

Un nuevo incendio de madrugada ha dañado aún más la biblioteca de la Facultad de Derecho de la Universidad de Granada,una las más antiguas y valiosas de la ciudad. Sobre las cuatro y veinte de la madrugada de hoy, jueves, los bomberos de Granada han regresado al mismo lugar donde horas antes, pasadas las 21 horas del miércoles, se declaraba un aparatoso incendio que fue sofocado con rapidez, según informó el propio servicio contraincendios.

Los bomberos aseguran que las llamas “se reavivaron” de madrugada en la misma zona donde una constructora lleva a cabo tareas de restauración, en concreto en la primera planta del histórico inmueble. Por el momento se desconoce el origen de los dos fuegos, que están siendo investigados por la Policía Científica en coordinación con los bomberos pero no se descarta que tenga relación con las obras de reforma que se están llevando a cabo. Según el jefe de los bomberos y de Protección Civil, Jesús Cabrera, las llamas de este segundo siniestro eran más “virulentas” que las del fuego anterior. “Nos extraña que se haya producido este segundo fuego porque los bomberos se emplearon a fondo y se habían revisado los puntos críticos y los elementos estructurales, se dejó vigilancia en la zona y quedó extinguido a las 12:20 horas en presencia del propio arquitecto de la obra”.

Horas antes, y una vez extinguido el primer incendio, el vicedecano de Derecho, Alejandro Martínez, manifestaba a los periodistas que todos los dispositivos funcionaron correctamente y que las clases se retomarían con normalidad. El equipo de gobierno de la Universidad de Granada está pendiente del resultado de la investigación de la Policía Científica, por lo lo que no ha querido valorar las posibles responsabilidades que se puedan derivar de un incidente “extraño” para los propios bomberos, como es el hecho de que se produzcan dos incendios en un mismo inmueble en apenas unas horas.

Según Jesús Cabrera, la biblioteca de la Facultad de Derecho tiene una superficie de 150 metros cuadrados y se ha visto afectado “más del 50 por ciento”. La estructura de la histórica biblioteca ha aguantado pese a la “virulencia de las llamas”, pero sí se ha dañado parte del artesonado, mobiliario y “las tres cuartas partes de los libros” que se almacenaban en las estanterías. Desde la Universidad de Granada se asegura que el fondo documental de la biblioteca más importante no se ha perdido porque previamente -y con motivo de las obras que allí se realizan desde hace meses- se había trasladado de lugar. La institución académica asegura que sólo han ardido ediciones modernas, manuales y otros libros de “menos valor” que “pueden reponerse sin mayor problema o se encuentran digitalizados”.

Este segundo incendio se ha dado por extinguido definitivamente a las 8:30 de la mañana. En el primero intervinieron todos los efectivos del parque sur de bomberos y un refuerzo del parque norte, mientras que en el segundo sólo se desplazó el personal del parque sur.

Panadería Las Niñas, delicias en el centro de Granada
Con anterioridad, pasadas las 21 horas del miércoles, un primero incendio provocaba los primeros daños materiales.

Fue un vecino que pasaba por las proximidades del jardín botánico quien vio y alertó de la llamas al personal que todavía se encontraba en el interior, llamas que alcanzaron bastante altura y aparatosidad debido a que en esa parte del histórico inmueble no existe cubierta porque se está restaurando. En el interior de la Facultad había en ese momento trabajadores, que, según ha podido saber GranadaiMedia, no tenían llaves de la zona afectada por el fuego, así que tuvieron que aguardar a la llegada de los bomberos para romper la entrada. Uno de los trabajadores se lamentaba de que no pudiera intervenir con los extintores al no disponer de llaves.

No fue el único contratiempo. Los propios efectivos del cuerpo contraincendios, que se trasladaron desde el parque Sur de la ciudad, tuvieron dificultades para acceder al lugar y lamentaban la existencia de barreras arquitectónicas que impiden la entrada a la conocida como Plaza de la Universidad por la calle Escuelas, donde existen hitos fijos.

El sargento de los Bomberos, Jorge Guillén, se quejó de esta incidencia a los medios y aseguró que “esos hitos fijos no deberían estar ahí” porque crean una dificultad añadida ante cualquier emergencia. “Venimos denunciando los problemas que entrañan en distintas zonas de la ciudad pero el Ayuntamiento no nos hace caso”, lamentó. Con todo, el propio Guillén reconoció que sus compañeros actuaron rápido y en apenas diez minutos desde su llegada lograron controlar el primer incendio, en el que ardieron algunos libros y mobiliario de la sala de lectura más cercana a la calle Duquesa.

El concejal socialista y profesor de la UGR, Baldo Oliver, que se acercó hasta la facultad y consiguió acceder al interior, ha anunciado que su grupo municipal preguntará al equipo de gobierno sobre los problemas de accesibilidad que se han encontrado los bomberos. Por su parte, IU ha solicitado al equipo de gobierno un plan de prevención de incendios, coordinado con el resto de instituciones de Granada, para evitar “desastres” como el ocurrido en las últimas horas. UPyD cree que el Ayuntamiento puede ser responsable subsidiario del incendio por los obstáculos que debieron sortear los bomberos. Mayte Olalla ha instado al gobierno local a “hacer caso a sus técnicos y eliminar de la ciudad los hitos que puedan entorpecer el trabajo de los bomberos y los servicios de urgencias”.

Descargar