Inicio / Historico

Los leones salen de la UVI

El Museo de la Alhambra, en la Cripta del Carlos V, muestra las doce esculturas completamente restauradas antes de que regresen al famoso patio en enero del año próximo
Jesús Arias /granada | Actualizado 30.07.2010 – 09:46
zoom

1. Paulino Plata y Francisco Álvarez de la Chica contemplan de cerca uno de los doce leones restaurados, en un día que consideraron histórico 2. Los leones se muestran ahora en una exposición visualmente muy atractiva por el juego de luces que se ha empleado. 3. El público quedó sorprendido con la muestra. 4. Los leones han vuelto a recuperar su color y su aspecto original. 5. Cada pareja de leones tiene unos rasgos propios.

“Ya podemos decir que los leones han salido de la UVI y han pasado a planta”. Emocionada, como ella misma reconoció en público, la directora del Patronato de la Alhambra y el Generalife, María del Mar Villafranca, anunció el principio del fin de ocho años de intenso trabajo. Las doce esculturas del Patio de los Leones, el más emblemático de la Alhambra, han salido ya de los talleres de restauración para poder ser contemplados, hasta el próximo 9 de enero, en el Museo de la Alhambra, en donde permanecerán expuestos al público para que los contemple de cerca.

Ubicados según el orden en que se encontraban en su paisaje natural, aunque sin la fuente, que está siendo rehabilitada en el mismo patio para evitar posibles daños en el traslado, los leones pueden ser vistos completamente de cerca por los visitantes a la Alhambra. Ahora mucho más blancos, resplandecientes y cuidados. Parece como si acabaran de haber sido esculpidos por los artesanos de la Alhambra, relucientes en el mármol de Macael, con un nuevo sistema de tuberías que ha sustituido al que mantuvieron durante siglos. El acto era tan importante que dos consejeros, el de Cultura, Paulino Plata, y el de Educación, Francisco Álvarez de la Chica, no quisieron perdérselo.

“Ésta será una fecha muy señalada, histórica”, dijo Paulino Plata. “Después de ocho años de trabajo, la restauración ya se ha ultimado, y podemos ver que se ha producido un extraordinario cambio en las esculturas. En estos ocho años se ha invertido 1,2 millones de euros. No sólo hemos recuperado un patrimonio, sino que le hemos dado mayor proyección”.

“Durante un tiempo”, añadió Plata, “los ciudadanos podrán ver los leones desde una mayor cercanía a la que tendrán cuando regresen al patio. Por eso, no me canso de decir que poner un euro en la cultura es invertir en nuestro presente y en nuestro futuro”.

El proceso, que comenzó en el año 2002 con la retirada del León Número 4, el que más deteriorado estaba en su momento, está a punto de finalizar. Los trabajos de restauración de la taza del patio, en la que están inscritos los 12 versos de Ibn Zamrak, concluirán este otoño. Lo último que queda por hacer es rehabilitar todo el sistema hidráulico del Patio de los Leones. A partir de enero, las esculturas regresarán al lugar en el que estuvieron siempre.

Los trabajos de restauración, según explicó María del Mar Villafranca, han permitido descubrir, por ejemplo, que existen tres tipologías de leonas en base a sus elementos formales diferenciadores. Cada tipología la conforma un grupo de cuatro leones “con similitud dos a dos en sus rasgos: nariz, pelaje de la melena, fauces y posición y relieve de la cola”, según se apunta en el informe del equipo restaurador, integrado por técnicos del servicio de conservación de la Alhambra, del Instituto de Patrimonio Cultural del España y del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico, junto a profesionales del Departamento de Sistemas y Lenguajes Informáticos de la Universidad de Granada y miembros de la Escuela Superior de Ingenieros de Sevilla. Los trabajos de restauración permitieron a los expertos reintegrar los rasgos que se habían perdido en los rostros de los leones.

Asimismo, “se ha procedido con respecto a las orejas, donde algunas se han reintegrado con la forma que tenían en la última restauración y otras que conservaban parte de su talla original se han protegido con un acabado plano de tal modo que puedan reconocerse”.

La exposición en la que se muestran ahora los leones, visualmente muy atractiva por el juego de luces que se ha creado en el Museo de la Alhambra, se llama Leones, la restauración de un símbolo y, además de las esculturas, el visitante puede contemplar en vídeos cómo ha sido todo el proceso de restauración o escuchar en árabe, en castellano y en inglés los versos de Ibn Zamrak inscritos en la fuente que se sustenta sobre los leones.

Entre los visitantes que acudieron ayer a la inauguración de la muestra, se encontraba la bailaora Cristina Hoyos, que se mostró admirada por el trabajo de restauración, además de diversos catedráticos de la Universidad de Granada o el embajador de Qatar. María del Mar Villafranca señaló, por otro lado, que los restauradores de la Alhambra continuarán ultimando los detalles durante estos meses, señal de que los leones han mejorado y ya están en planta.

Descargar