Inicio / Historico

Experto augura que las cajas integradas en un SIP empezarán a funcionar como tales a principios de 2011

El catedrático de Fundamento del Análisis Económico de la Universidad de Granada (UGR) y asesor de la Reserva Federal de EEUU, Santiago Carbó, prevé que las cajas integradas ya en un Sistema Integrado de Protección (SIP), como es el caso de CajaGranada, Caixa Penedés, Caja Murcia y Sa Nostra, comenzarán a funcionar como tales y podrán presentarse como grupo a los mercados y llevar a cabo proyectos conjuntos a principios de 2011.

   Carbó, que ha analizado las fusiones de cajas y los aspectos estratégicos de los SIP en el marco de unas jornadas organizadas por la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), se ha referido al SIP de la entidad granadina, que conformará con las otras tres cajas del arco mediterráneo el banco Mare Nostrum, y ha señalado que “en los próximo meses” la integración se materializará de forma “completa”.

   Asimismo, ha aludido a una de las opciones que se barajaron al comienzo de la reestructuración de las cajas, especialmente por la Junta de Andalucía, que abogaba por una caja única o gran caja andaluza, afirmando que esa “alternativa” ya no existe, dados los acontecimientos en el panorama financiero andaluz. “CajaGranada eligió el SIP y ahora está en el proceso de configuración de la sociedad central”, ha señalado.

   Entre las ventajas de los SIP ha mencionado que este tipo de modelos han superado “parte de las reticencias y algunas otras trabas” que existían en las comunidades autónomas para que las cajas de distintas regiones pudieran integrarse. Además, los SIP entre entidades de distintas comunidades tienen otra ventaja “potencial” en cuanto al empleo, puesto que el impacto en los puestos de trabajo es menor.

   “Cuando son entre cajas de la misma Comunidad los problemas que hay son fundamentalmente de solapamiento de oficinas y de servicios, y por tanto hay que hacer una reducción muy drástica en el empleo. Como se vio que eso no era fácil de superar, se eligió esta figura, que ya estaba en el ordenamiento jurídico español y europeo”, ha explicado Carbó, para quien los SIP suponen además un “esfuerzo importante” de reestructuración que el sector financiero español “necesitaba”.

Descargar