Inicio / Historico

Griñán defiende el empleo para asegurar la calidad en el sector

El presidente de la Junta de Andalucía defendió ayer la pervivencia del empleo en el sector turístico como uno de los factores claves para asegurar la calidad en el servicio y la competitividad de la oferta andaluza. José Antonio Griñán afirmó que en la industria turística “las prestaciones humanas son básicas” y que “una disminución del empleo repercute negativamente en su desarrollo”, especialmente en la actualidad, cuando “las políticas de austeridad han demostrado ser un fracaso”.

Sus palabras cerraron ayer la gala de entrega de los Premios Andalucía del Turismo 2012, celebrada en la Casa Colón de Huelva. Mucho público siguió el acto, instituido cada año por la Consejería de Turismo y Comercio para mayor gloria de quienes cada año se esfuerzan por hacer del sector turístico uno de los más importantes de la economía andaluza. Entre los premiados en esta edición, el Grupo Joly, empresa editora de este diario y otras ocho cabeceras andaluzas, que vio reconocido su compromiso con el sector, al que apoya de forma inequívoca desde hace años.

Griñán tuvo palabras de agradecimiento para los siete receptores de las distinciones. Su trabajo, dijo, junto a “su iniciativa, tesón y entrega son un activo fundamental para Andalucía”. Porque el turismo, destacó, es “un importante pilar económico andaluz del pasado, de hoy y del futuro, con toda la fortaleza que le da representar el 11% de la riqueza andaluza y que le permitirá ser uno de los motores de la recuperación económica”.

Para ello apostó, además, por la innovación, la excelencia y la sostenibilidad, “garantías de futuro”, como medios para enriquecer la oferta en el mercado internacional. Y recordó la importancia que tendrá el Cuarto Pacto Andaluz por el Turismo, en su objetivo de “aumentar la colaboración público-privada, del mantenimiento, e incluso crecimiento, del empleo, y de quebrar la estacionalidad”.

Antes, el consejero de Turismo y Comercio, Rafael Rodríguez, se mostró optimista con las perspectivas del sector en la región: “Corren tiempos difíciles, de enorme complejidad económica, pero aún así, Andalucía demuestra que es un destino fuerte. Seguimos siendo una oferta competitiva, que crece en los mercados internacionales”, afirmó. “Estos siete reconocimientos -añadió- llegan a quienes trabajan sin descanso por convertir a Andalucía en una potencia turística mundial”.

Entre esos reconocimientos, el que se llevó el cantaor José Mercé, destacado embajador de Andalucía, ahora con título, ovacionado por el público en el último premio, entregado por José Antonio Griñán. El jerezano es uno de los principales valores del cante en todo el país, lo que le ha llevado a transmitir como pocos la máxima expresión cultural andaluza, acercándolo a un público cada vez más diverso. Esos méritos ya le valieron en 2010 una medalla de Andalucía, donde también compartió galardón con el Grupo Joly.

El consejero Rafael Rodríguez se encargó esta vez de ofrecer el premio a la empresa editora andaluza, recogido por su presidente, José Joly Martínez de Salazar.

No menos merecidos fueron los galardones para el resto de protagonistas. En la categoría de Formación e Investigación, la Diplomatura de Turismo de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Granada, una de las primeras en España en las que comenzaron estos estudios. Su decana, María del Mar Holgado, recibió la distinción del alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez.

La contribución de muchos años del Parador de Carmona, en Sevilla, mereció el premio para la Institución Pública o Privada, Asociación o Colectivo, con una apuesta por la calidad integral y la accesibilidad y su compromiso con el entorno.

El momento más emotivo de la noche llegó con la concesión del galardón, en su modalidad Empresa o Empresario, a Carlos María Gil Passolas, a título póstumo. Fue uno de los fundadores del Patronato de Turismo de la Costa del Sol y estuvo presente en un profuso montaje de fotos, continuado por las palabras de agradecimiento de su viuda, Cathy Shandro, en un vídeo enviado desde Estados Unidos.

El apartado de Trabajador o Trabajadora dejó el premio al jiennense Pedro Olmedo Morales, después de 46 años dedicados profesionalmente a la hostelería, ahora en el hotel Condestable Iranzo de Jaén. Su paso por el escenario también fue muy aplaudido por todos.

Por último, el empresario de origen francés Pedro Alexis Turpault, presidente y consejero delegado de los hoteles Don Pablo, Don Pedro y Don Marco, se llevó el premio a la Excelencia en la Gestión, recogido por su hijo James.

Descargar