Inicio / Historico

La belleza: ¿una realidad o un estado de ánimo?

Dos universidades españolas convocaron a mujeres insatisfechas con su cuerpo. El objetivo es averiguar a qué está asociada la percepción de belleza que tiene una persona.

“Un tratamiento de exposición del cuerpo ante un espejo consigue reducir el malestar, los niveles de ansiedad y la depresión de las mujeres insatisfechas con su cuerpo. Por el contrario, el programa consigue aumentar los sentimientos de belleza”, así lo sostienen investigadores de las universidades de Granada y Jaé, quienes convocaron a mujeres de la comunidad universitaria, de entre 19 y 30 años, con obesidad (esto es, con un Índice de masa corporal igual o superior a 30 puntos), que se muestren insatisfechas con su cuerpo y que deseen participar de forma voluntaria en esta investigación.

La idea es tratar de averiguar si la belleza o la percepción de la misma tiene que ver con condiciones físicas reales o que está en realidad vinculada a estados de ánimo.

María del Carmen Fernández-Santaella, psicóloga clínica y catedrática del Departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico de la Universidad de Granada, explicó al diario El País que “la preocupación por el aspecto físico y la sobrevaloración del cuerpo delgado afecta de forma alarmante a una parte importante de la población femenina de todas las edades. La constante exposición a cuerpos muy delgados en nuestra sociedad ha alterado la percepción de lo que debería considerarse un cuerpo normal”. Sin embargo, añadió, este canon de belleza, asociado con el atractivo físico y el éxito personal, es inalcanzable para la mayoría de las mujeres, “lo que hace que se sientan irremediablemente insatisfechas con su cuerpo”.

Silvia Moreno, psicóloga clínica y profesora ayudante doctora del departamento de Psicología de la Universidad de Jaén, destacó que, después del tratamiento, “las chicas con alta insatisfacción corporal logran reducir sus niveles de insatisfacción de forma significativa. Además, reducen sus niveles de ansiedad y depresión, aumentan sus sentimientos de belleza y reducen el malestar que les genera la visión de su propio cuerpo. Resultados similares están obteniendo otros grupos de investigación de Alemania y Holanda con los que colaboramos”.

Descargar