Inicio / Historico

Anomalía en tumba de García Lorca abre dudas sobre su paradero

Anomalía en tumba de García Lorca abre dudas sobre su paradero

Una anomalía geofísica detectada en la fosa común en la que supuestamente descansan los restos de Federico García Lorca reabrió el jueves viejas conjeturas sobre el paradero del genial poeta español.

Luis Avial, un técnico que ha trabajado en cerca de 80 fosas de represaliados durante la guerra civil española y el franquismo, detectó un movimiento de tierra en la tumba de García Lorca, en Alfacar, cerca de Granada, poco después del asesinato del escritor en agosto de 1936.

La anomalía resucitó una vieja teoría, aireada en varios medios locales, según la cual el cadáver del poeta yace en otro lugar. De momento, el gobierno regional andaluz, que se encarga de los estudios del terreno y la posterior apertura de la fosa, señaló que todas las conjeturas son válidas, pero evitó discutirlas.

España espera en vilo el desenlace de una de los misterios más simbólicos de su historia: el del asesinato de García Lorca, autor de obras célebres de la literatura española como “Poeta en Nueva York” y “Bodas de sangre”.

Un protocolo puesto en marcha en Andalucía permitirá en el plazo de dos o tres semanas abrir la fosa de Alfacar, en la que se cree que García Lorca recibió sepultura junto a otras tres personas: Francisco Galadí, Joaquín Arcollas y el torero Dióscoro Galindo. Todos ellos fueron fusilados por las tropas franquistas en los albores de la guerra civil (1936-1939).

Varios geólogos de la Universidad de Granada han analizado el terreno que rodea al municipio de Alfacar durante semanas para detectar movimientos de tierra en la zona, como paso previo a las tareas de desenterramiento. El informe técnico todavía es una incógnita.

Sin embargo, Avial realizó un estudio a título personal, no oficial, con la tecnología del geo-radar, una herramienta habitual en la prospección no destructiva del subsuelo. Gracias a la experiencia que le avala en trabajos similares, concluyó que existe una cavidad en el área donde supuestamente fue enterrado el autor español con espacio para siete cadáveres.

“Tengo que admitir que hay señales interesantes en esa zona”, dijo Avial a la AP en entrevista telefónica. “Se detecta una alteración asociable con la existencia de una fosa común para siete cuerpos como mucho, según lo indican las señales”.

Pero Avial también observó en su máquina lo que podría ser una manipulación anormal del terreno poco días después del entierro de García Lorca.

“Hay una pequeña anomalía, que pudiera ser susceptible de manipulación”, reconoció. “Pude ser que se haya manipulado, sí. Pero también puede ser otra cosa. Tiene una pinta rara”.

Las conclusiones de Avial han desempolvado una teoría que reabre viejas interrogantes sobre el paradero de García Lorca. Algunos historiadores sostienen que dos días después de su fusilamiento, el padre del poeta exhumó el cadáver de madrugada y lo sepultó en los cimientos de la Huerta de San Vicente, la casa de veraneo de la familia en Granada, que fue convertida en museo. Dicen que la familia del escritor se conjuró para guardar el secreto eternamente.

Avial precisó que sólo se develará el misterio cuando comiencen las tareas arqueológicas en la zona y se pueda confirmar si algún cuerpo fue o no desenterrado.

Por su parte, el hispanista británico Ian Gibson, uno de los historiadores que sitúa el cuerpo de García Lorca en la fosa de Alfacar, dijo que es pronto para elucubrar.

“Estamos cerca de la verdad”, dijo al diario madrileño ABC. “Es posible que al día siguiente abrieran la tumba y enterraran a otros dos”, explicó sobre esa manipulación extraña en la zona.

La Consejería de Justicia del gobierno andaluz, que ha puesto en marcha todo el proceso, evitó hacer cualquier comentario al respecto.

“Es normal que aparezcan distintas opiniones, cavilaciones y estudios sobre la fosa de Alfacar, debido a su interés cultural, histórico y mediático”, dijo la consejera de Justicia, Begoña Alvarez.

Alvarez relató que el próximo 14 de octubre firmarán un protocolo para iniciar los trabajos de exhumación en la tumba.

Para identificar a García Lorca hará falta que sus herederos entreguen una muestra de ADN. Parece que están dispuestos, aunque pidieron al gobierno andaluz reservarse el derecho a identificar los restos del escritor.
Descargar