Inicio / UGRActualidad

¿Qué competencia digital necesitan los empleados públicos?

The conversation | Autores:

Interactuar con la Administración pública y realizar cualquier trámite en línea con ella debería ser tan sencillo y seguro como comprar en Amazon o realizar una transferencia a través de la aplicación de nuestro banco. Esa es la opinión de los responsables públicos que hemos entrevistado para conocer qué significa “transformación digital de la Administración pública” y cómo se puede definir la competencia digital que necesitarán los empleados públicos para realizar su trabajo eficazmente en el nuevo entorno en red.

La transformación digital de la administración es, en realidad, un fenómeno imparable. La fuerza tractora de la empresa privada y su digitalización crea una nueva cultura de relaciones institucionales a la cual no son ajenas la Administración y la empresa pública. Se busca una toma de decisiones más eficaz y basada en datos, dinámicas de relación colaborativas más allá de la distancia física, mayor transparencia de los procesos, reducción de costes y procesos de monitorización, evaluación y mejora más efectivos.

Los tres ejes del plan de digitalización

Este impulso de cambio lo ha concretado el Gobierno de España en el Plan de Digitalización de las Administraciones Públicas 2021-2025. Este ambicioso plan gira en torno a tres ejes estratégicos:

  1. Transformación digital de la Administración General del Estado.
  2. Proyectos de alto impacto en la digitalización del sector público.
  3. Transformación digital y modernización del Ministerio de Política Territorial y Función Pública, comunidades autónomas y entidades locales.

Es decir, se plantea un proceso de mejora de la Administración pública a través de cambios culturales, organizativos y relacionales para resolver problemas vinculados con la gobernanza, las personas, los servicios y los datos mediante una combinación de diferentes tecnologías: tecnologías de la información, de la computación, de la comunicación y de la conectividad.

Obviamente, estos cambios tienen una incidencia clara y directa en la formación y el trabajo de los empleados y empleadas de la Administración pública. Así, para alcanzar los objetivos del Plan de Digitalización de la Administración Pública se ha definido un Plan Nacional de Competencias Digitales que incluye un programa de capacitación digital de las Administraciones públicas dentro del cual se debe realizar “un diagnóstico de situación en materia de capacitación digital de los empleados y empleadas públicos” y desarrollar y poner en marcha por parte del Instituto Nacional de la Administración Pública (INAP) un “plan de capacitación digital de las empleadas y empleados en la Administración General del Estado”.

Un perfil más rico que el tradicional

En este sentido, la revisión de la literatura y la investigación cualitativa realizada con responsables de la Administración pública y expertos en transformación digital de la Administración apuntan hacia un perfil competencial del empleado público más rico, global y complejo que el tradicional.

Así, se señala el valor de expandir las competencias del empleado público para incluir:

  • Competencias para el desarrollo personal.
  • Competencias para el desarrollo ciudadano.
  • Competencias para el desarrollo profesional.
  • Competencias para la transformación digital.
  • Competencias para el aprendizaje permanente.

Además, estas competencias se concretan en una serie de funciones que se utilizan en las distintas situaciones personales y profesionales en las cuales se encuentra el empleado público. De esta manera, las competencias se desarrollan mediante su uso (es decir, por aprendizaje en la práctica y, a veces, por vías informales) además de a través de procesos de aprendizaje formal, representando un conocimiento dinámico y ajustado al entorno y a los problemas que surgen a lo largo de la vida del empleado público.

En conclusión, solo una Administración pública y unos empleados públicos competentes digitalmente podrán estar a la altura de los retos que la tecnología y la transformación digital plantean a toda la sociedad. Por tanto, es necesario comprender qué significa transformación digital y cómo llevarla a la realidad de la Administración pública.

Coincidimos, por tanto, con la conclusión de Buonocore et al. (2021): “Las competencias digitales para la administración pública son esenciales para el proceso de modernización del país en todos los niveles, así que deberían ser una prioridad en el sistema de formación de los empleados públicos”.