16, May 2020

«Anthemis catula». Examen y diagnóstico

Colección audiovisual de edificios patrimoniales

La primera fase del complejo proceso de conservación-restauración de un bien cultural es su estudio previo y el diagnóstico de sus patologías, para lo que se emplean diversos métodos de examen y análisis.

Tras la búsqueda de documentación llegan la identificación y registro de la pieza en una ficha personalizada, donde se incorporarán todos sus datos recopilados y la información derivada de la intervención. A continuación, un examen físico recopila aspectos como medidas, materiales y método de fabricación del objeto, así como los deterioros que presenta. Este examen será documentado gráficamente mediante fotografía, tanto con luz visible como con otros espectros lumínicos como el ultravioleta. Para visualizar el interior del objeto se recurre a técnicas de estudio radiológicas.

Con la ayuda de métodos de análisis químicos como la cromatografía de gases o la espectrometría de masas se determina, a partir de una pequeña muestra, la composición elemental del objeto. Recopilada toda esta información se realiza una evaluación de deterioros resumida en un mapeo de daños y una propuesta de tratamiento basada en la información recopilada y en los resultados de los test de solubilidad, realizados para seleccionar los materiales y técnicas más eficaces e inocuas para la pieza.