Inicio / Publicaciones

“El folklore infantil en la obra de Federico García Lorca”, libro del mes

La Editorial Universidad de Granada (EUG) ha seleccionado como libro del mes de abril de 2017 esta obra de Tadea Fuentes, que se ha puesto a la venta al precio de 7 euros

“El folklore infantil en la obra de Federico García Lorca” (2.ª edición), de Tadea Fuentes (profesora de la UGR fallecida en 2002), ha sido designado como libro del mes de abril de 2017 por la Editorial Universidad de Granada (EUG). La obra se ha puesto a la venta a 7 euros, precio este que, como el resto de los volúmenes designados cada mes, se mantendrá definitivamente.

En este volumen (publicado en 2004, en segunda edición, por la EUG) Tadea Fuentes recoge las influencias de los juegos y las canciones populares infantiles en las obras del poeta (muchas veces recreadas y otras reelaboradas) y demuestra así un sobresaliente conocimiento de la producción lorquiana.

 Reseña publicada en “El fingidor”

 Se reproduce aquí la reseña que la profesora Remedios Sánchez publicó en la revista de la UGR “El fingidor”, en el número 24, página 54. Granada, enero-abril 2005:

«El interés del más célebre de los escritores granadinos del siglo XX, Federico García Lorca, por el folklore de tradición oral no es una novedad –o no debiera serlo– para los estudiosos lorquianos serios. Así, son de sobra conocidas las palabras del poeta en una entrevista con motivo de la escenificación de algunas canciones populares por la compañía de Lola Membrives bajo su dirección en el teatro Avenida: “Durante diez años he penetrado el folklore, pero con sentido de poeta, no sólo de estudioso” (García Lorca presenta hoy tres canciones populares escenificadas, “Obras Completas”, México, Aguilar, [1991], III, p. 579). Este interés, este apego a la tradición popular le viene a Federico desde su infancia y será en sus obras literarias donde tendrá su mejor reflejo (sin desdeñar el uso que de él hace en conferencias tan reveladoras como “Canciones de cuna españolas” o “Cómo canta una ciudad de noviembre a noviembre”); precisamente, en un reportaje titulado “El poeta que ha estilizado los romances de Plazuela” lo primero que afirma García Lorca es: “Yo sueño ahora lo que viví en mi niñez” (Ibídem, p. 537). De ahí el valor fundamental del libro “El folklore infantil en la obra de Federico García Lorca”, obra clave de la catedrática de Didáctica de la Lengua y la Literatura de la Universidad de Granada tristemente fallecida, Tadea Fuentes Vázquez, que supo acercarse como nadie a uno de los pilares que ponen en pie la literatura lorquiana como es el folklore (no olvidemos que Fuentes Vázquez ha sido una de las mejores conocedoras de la tradición y que tiene en su haber numerosos libros de esta temática, tales como “Canciones de rueda. Danzas” [Granada, Universidad de Granada, 2003, en colaboración con María Luz Escribano Pueo]; ahora y tras agotarse la primera edición, acaba de reeditarse este volumen bajo la supervisión de la Dra. Escribano Pueo, que, en su valioso prólogo a esta edición hace hincapié en que este trabajo “ha suscitado gran interés no sólo entre los estudiosos de la obra lorquiana, por el acierto de sus planteamientos, sino incluso entre los curiosos y aficionados a los temas relacionados con el folklore” (p. 6). Con El folklore infantil en la obra de Federico García Lorca, Tadea Fuentes recoge las influencias de los juegos y las canciones populares infantiles en las obras del poeta (muchas veces recreadas y otras reelaboradas) y demuestra un conocimiento exhaustivo de la producción lorquiana al entresacar de cada obra todas las cancioncillas, romances y demás rasgos del folklore tradicional que se aprende en la infancia y buscar sus orígenes en la tradición no sólo granadina, sino española que, como hemos dicho, conocía bastante bien el poeta de Fuente Vaqueros. La propia Dra. Fuentes así lo indica en su denso prólogo: “Federico utiliza canciones y cuentos infantiles de forma fragmentaria pero lo bastante explícita para poder identificarlos. Esta identificación hemos procurado hacerla no sólo con nuestro conocimiento, personal y vivido, del folklore infantil en un pueblo andaluz hace ya muchos años, sino con canciones y juegos que aún están vivos en la tradición oral” (p. 10). En la recopilación de Fuentes Vázquez descubrimos que la infancia de Federico subyace en obras como “Romancero Gitano”, “Canciones, romances y poemas”, “La zapatera prodigiosa”, “Bodas de sangre” (recordamos aquella prodigiosa “Nana del caballo” que Tadea Fuentes ha contrastado que se encuentra dentro de la tradición de cancioneril de los niños de Carataunas y Gójar, en Granada; de Tamames, en Salamanca, o de Pedrosa del Príncipe, en Burgos), “Mariana Pineda”, “Los sueños de mi prima Aurelia”, etc., de manera clara, directa o indirectamente, pero siempre con el entusiasmo del que gusta de lo tradicional que, en el caso de las canciones y romances y en su tiempo de niñez y juventud, acabaron convirtiéndose en patrimonio de la infancia. Como indica la autora en una reflexión brillantísima, “El poeta no las olvidará nunca [sc. las canciones infantiles y la poesía popular tradicional]. Mejor aún, se borrarán como palabras pero quedarán incorporadas como actitud, como ingrediente de su creación poética” (p. 9). Con trabajos de la categoría intelectual, del rigor y la seriedad de “El folklore infantil en la obra de Federico García Lorca” se descubre a los verdaderos conocedores de Lorca, entre los que indiscutiblemente se encontró Tadea Fuentes, aquellos que han sido capaces de rescatar para la historia literaria facetas de la personalidad del Federico más auténtico, más profundo y más sensible, de ese poeta que supo reflejar como nadie la cultura popular a lo largo de toda su producción artística».

Libro del mes de abril de 2017

Título: “El folklore infantil en la obra de Federico García Lorca”.

Autora: Tadea Fuentes.

Precio especial de promoción: 7 euros.

Editorial UGR: http://sl.ugr.es/09BH

Facebook: www.facebook.com/editorial.ugr

Twitter: www.twitter.com/EditorialUGR